Máculas. Entrevista a Jordi Pastor y Danide #comic

“Máculas” es la última apuesta de Spaceman Project, una apasionante aventura que nos permite volver a la parte más pop y colorida del mundo del cómic. “Máculas” supone un revulsivo en nuestro mercado editorial al sustentarse en las contribuciones de los lectores, de modo que para poder hacer realidad la historia es precisa vuestra colaboración. Podéis encontrar cómo llevarla a cabo en la página del proyecto.

Danide y Jordi Pastor son los artífices de la historia y nos cuentan cómo están viviendo el proceso. Pregunta: ¿Qué es “Máculas”?

D.: A nivel etimológico, una mácula es una mancha. En el argot de las artes gráficas, las máculas se refieren a las páginas que se imprimen como prueba y para hacer la puesta a punto de la máquina de imprenta, previamente al tiraje de la obra.

En el caso que nos atañe, Máculas es el último proyecto de Danide y Jordi Pastor.

P.: ¿Cómo nace el proyecto?

J: Nace a partir de una idea que rondaba por la cabeza de Danide desde hace un tiempo. Pero como pasa muchas veces, son tantos los caminos a seguir en una historia que acabó considerando el pedir la ayuda de otro autor para que le diera forma a todos esos conceptos y personajes. Es muy perezoso, por lo que acabó pidiendo ayuda a quien tenía más cerca, en este caso su compañero de mesa del estudio.

D: Confío mucho en Jordi a la hora de dar forma a ideas y conceptos. Y sí, soy un poco perezoso…

P.: “Máculas” está protagonizado por Dott Spot, cuyo sueño es volar, pero para ello tendrá que atrapar a Imán. ¿Cómo nacen los protagonistas de la historia?.

D.: Los protagonistas de nuestra obra tienen algo en común: no son conscientes de que no son reales; o lo que es lo mismo, no son conscientes de que no son libres en absoluto. Máculas trata sobre los límites de la realidad y la libertad.

P.: En “Máculas” los personajes no saben que lo son, lo que os permitirá jugar con el metalenguaje del medio, algo con lo que ya habíais jugado en obras anteriores como en tu caso, Danide, en “Fagocitosis”.

D.: El metalenguaje interpela al lector como parte del relato. Hace que el lector tenga una papel activo, casi protagonista, en una actividad tan aparentemente pasiva como lo es la lectura. Queremos que el lector sienta que es su lectura la que hace que se sucedan los acontecimientos… y que cuando cierre el libro, éste siga vivo en su realidad.

P.: Repetirás con Marcos Prior, Danide, en “Potlatch”. ¿Crees que tu trabajo con Marcos se va a trasladar a “Máculas”.

D.: Con Marcos publicaremos una historia corta que aparecerá en breve en un cómic colectivo. ¡Y seguiremos colaborando juntos siempre que haya la ocasión, claro que sí!

P.: En tu caso Jordi, has trabajado junto a Damián en “Khalid”, una obra llena de tintes sociales. ¿Vamos a encontrar en “Máculas” ecos de tu obra anterior?.

J: No demasiado, al menos intento plantearme cada proyecto como algo nuevo. Darle un enfoque diferente ya sea a nivel gráfico como conceptual. En este caso hemos intentado crear una obra donde la aventura y el humor destaquen por encima de otros conceptos.

P.: Scott es el guionista de la serie, otro personaje dentro de un mundo de ficción que deberá asumir decisiones muy difíciles. ¿Qué está dispuesto a hacer un autor para salvar su obra?.

J: La vida de un autor de cómic puede ser muy solitaria… y su obra acaba convirtiéndose en algo que podría considerarse como su hijo… Danide es padre, vamos a preguntarle qué haría para salvar a su hijo.

D: En dos palabras: cualquier-cosa.

P.: En el proyecto podemos ver un gran cariño por la parte más colorida y pop del mundo del cómic algo que se diferencia de otros trabajos anteriores que habéis realizado. ¿Cómo afrontáis este nuevo reto?

J: Una de las cosas que me encantan de Danide, además de su voz (sensual y tierna), es su estilo de dibujo. Es una mezcla perfecta de estilo clásico y moderno a la vez. Muy pocos dibujantes consiguen mezclar esos dos aspectos gráficos. Digamos que he intentado adaptar la historia a ese concepto.

D: Máculas será un artefacto totalmente POP. Es un homenaje al cómic impreso y a los arquetipos que éste ha generado.

P.: El cómic de superhéroes os permite contar una historia muy personal. ¿Podríais haber contado la historia lejos del género?

J: Algún aspecto en concreto sí, pero esta historia juega mucho con las reglas que encontramos en el género de superhéroes. Lo divertido es que al tener diferentes niveles narrativos, nos da manga ancha para abordar diferentes temas y estilos.

P.: La camiseta a lo Charlie Brown nos hace suponer que el amor al cómic va a estar por encima del género en concreto.

J: Este es nuestra carta de amor a este medio narrativo. Hemos crecido leyendo cómics y queremos reflejarlo en la historia.

P.: ¿Cuáles son los referentes que tenéis en mente a la hora de crear la obra?

J: Son muy diversos, puede pasar desde la generación Bruguera, a los cómics de Zinco, desde las historias de Spirit al manga de Maruo. Una buena amalgama de estilos y referencias.

D: Máculas nace de la parte más fetichista que tenemos como consumidores de papel impreso en su versión más pulp e imperfecta.

P.: Ambos compartís estudio desde hace años. ¿Cómo afrontáis el trabajo en común?

J: Llega a ser un poco raro… creo que estoy viendo a Danide demasiado. Piensa que lo tengo cada día a mi lado, comemos juntos, compartimos proyectos… es como tener un amante, pero desgraciadamente sin sexo…

P.: Ambos sois, además, grandes dibujantes. ¿Varía la toma de decisiones en el guión el tener esta base común?

J: Llegó un momento que Danide fue muy tajante. Me dijo “Jordi, a partir de este momento te doy completa libertad para escribir el guión”… Creo que se dio cuenta que cada vez que intentaba meter mano, la cosa empezaba a tambalearse… Entrar en la mente de Danide puede ser peligroso.

D: Dímelo a mí…

P.: ¿Cómo tenéis pensado organizar el trabajo para llevar a cabo el proyecto?

J: Yo tengo escrito algo menos de la mitad, aunque la estructura general ya la tengo decidida. Al pasarle a Danide el guión, empezarán los retoques, ya que al no escribir un guión muy técnico a veces al componer la página es necesario reestructurar ciertas cosas.

D: Yo tengo algunas páginas acabadas y varios diseños, bocetos y demás. En cuanto tengamos financiación, nos pondremos en marcha. ¡Lo tenemos todo a punto!

P.: Ambos habéis publicado de forma independiente trabajos con editoriales tradicionales como Norma o Glenat. ¿Cómo os planteáis realizar el crowfunding?

J: Sobre todo por las condiciones contractuales que ofrece Spaceman Project. Es un proyecto editorial que pone por delante al autor. Sí que es verdad que también nos obliga a implicarnos mucho más a la hora de publicitar el proyecto, pero parece que ese es el camino que se está siguiendo.

P.: La apuesta de Spaceman se sitúa en un espacio nuevo que mezcla algunas de las obligaciones de una editorial tradicional con algunos de las posibilidades del sistema de preventa. ¿Qué os aporta este nuevo planteamiento a la hora de afrontar el proyecto?

J: Sobretodo es muy interesante el poder descubrir, por ejemplo, en qué país tienes más lectores. Y el feedback que vas recibiendo a partir de toda la promoción, eso es fabuloso.

P.: La propuesta de Spaceman ha servido para cuestionar la forma de edición, lo que ha generado cierta controversia en el mundillo. ¿Cómo vivís las reacciones que genera?

J: Con mucho interés, es muy bueno que vayan apareciendo propuestas como esta. Necesitamos proyectos que hagan tambalear este sector para que provoquen reacciones, a ver si conseguimos crear una industria potente… o al menos una industria…

P.: Uno de los aspectos que permiten la mayor comunicación con los lectores es el cuidado de las recompensas que se ofrecen. ¿Cuáles son los puntos fuertes de la propuesta?

J: nuestra recompensa estrella va a ser la de “Conviértete en un personaje de MÁCULAS”, por un precio concreto y con una foto tuya puedes ser un personaje más del cómic.

P.: Grandes autores han querido dar su apoyo a “Máculas” contribuyendo con su trabajo a crear un artbook lleno de calidad y cariño.

J: Y eso nos hace muchísima ilusión, es muy gratificante ver cómo gente a la que quieres y admiras dedican su tiempo para nuestra causa, les queremos a todos/as.

D: Es una de esas cosas que hacen que merezca la pena el esfuerzo. ¡Estamos muy honrados!

P.: El sistema del crowfunding impone un periodo muy corto e intenso en el que conseguir las aportaciones necesarias. ¿Cómo se vive ese mes y medio de incertidumbre en el que se decidirá cómo será vuestro trabajo el próximo año?

J: Con muchos nervios. Es muy desesperante. No puedes dejar de comprobar cada dos por tres las nuevas aportaciones o las notificaciones de cualquier comentario o pregunta sobre el proyecto. Es un pequeño infierno.

P.: ¿Qué les diríais a los lectores y lectoras que están dudando si hacer o no esa aportación?

J: Que le den una oportunidad a Dott Spot para que salga de su universo digital y consiga renacer impreso en papel. Os vais a divertir un montón.

D: Creemos que la lectura de Máculas va a dar mucho que hablar. Tenemos pensadas unas cuantas piruetas narrativas, así que esperamos que la gente se anime y se lo pase en grande.

P.: Además de “Máculas”. ¿Cuáles son vuestros próximos proyectos?

J: Yo estoy dibujando un guión de Marcos Prior que saldrá publicado el año que viene en Astiberri y junto a Giovanni Di Gregorio estamos preparando un libro de temática social que editará La Cúpula. Además con Damián estamos preparando otro libro con temática parecida a la que abordamos en Khalid.

D: Yo compagino ilustración, docencia y cómic. Colaboro con la revista El Jueves y próximamente aparecerán cosas mías en el mercado franco-belga.