gosenjeEn el fútbol también los valores cuentan La posibilidad de un acuerdo de colaboración entre el Gobierno de Cantabria y el Racing es una magnífica noticia para el conjunto de accionistas y aficionados que hemos contribuído, cada uno dentro de nuestras posibilidades, a mantener en pié un club, prácticamente, desahuciado y para los trabajadores que pueden, después de tantos sufrimientos, ver con mayor optimismo su futuro que no es otro que la viabilidad de sus puestos de trabajo.

¡Enhorabuena sí, como muchos deseamos, esto llega a buen puerto!. Pero ese posible acuerdo supondría, además, un reconocimiento al Racing como «una entidad con valor social» para Cantabria, algo que va más allá de los éxitos deportivos. Mantengo la confianza, aunque también la exigencia, en que el Consejo de Administración sabrá sacar la mayor rentabilidad económica y relevancia social de ese posible acuerdo que contribuya a fortalecer, más si cabe, la unidad del racinguismo, proyectando su participación en el día a día del club como garantía de un futuro más sostenible, equitativo y democrático.

Un acuerdo que sirva para preservar el fútbol base, la identidad y el alma del Racing y promocionar valores como:  el respeto a los aficionados de otros pueblos y ciudades, la integridad, la diversidad, la dignidad, la salud y la solidaridad que deben prevalecer  en el fútbol, mas allá de las victorias o las derrotas.