Santander Sí Puede critica que los PGE del PSOE para 2019 siguen ninguneando a Santander y a Cantabria, con la complacencia de Revilla y el PRC.

Lamenta que ningún partido de ámbito estatal sepa “defender los intereses de nuestra Comunidad Autónoma” y aboga por la necesidad de” un proyecto político propio y sin ataduras desde Madrid.”

 En un comunicado, Santander Si Puede se ha sumado a las críticas a la Ley de Presupuestos Generales del Estado para este 2019 que prevé una caída de la inversión para Cantabria de un 9,3%. Caída que dejaría el montante de la inversión prevista en nuestra Comunidad Autónoma en un total de 246,85 millones de euros, es decir, 25 millones de euros menos que en 2018.

Para Antonio Mantecón, concejal de la formación política en el Ayuntamiento de Santander, el descenso en términos globales de la inversión solo significa que con el PSOE se sigue “ninguneando a Santander y a Cantabria dejándola en el furgón de cola de la inversión en el conjunto del Estado, tal como anteriormente hicieron los gobiernos del Partido Popular”

En concreto, los municipalistas señalan como “especialmente grave” el hecho de que, una vez más, “un proyecto tan importante para Santander como el MUPAC se haya quedado fuera de estos presupuestos”. Aunque también destacan la ausencia de partidas en infraestructuras que consideran “sumamente necesarias” tanto para Cantabria como para Santander, como por ejemplo “la mejora del desfiladero de La Hermida o la variante de Potes”.

Por otro lado, indican que no se puede considerar “relevante” el hecho de que se recupere la inversión en Valdecilla al tratarse de una “deuda” respecto a la cual afirman que “su incumplimiento reiterado, empezaba a ser una ofensa para los santanderinos y para todos los cántabros.”

Estos presupuestos, denuncian desde Santander Sí Puede, “vuelven a demostrar el escaso interés que Cantabria suscita en los partidos con representación el Congreso de los Diputados”, así como “la incapacidad y la falta de convicción de los cinco parlamentarios de Cantabria presentes en esa cámara, para defender nuestros intereses.”

El PRC y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, tampoco se han librado de las críticas y desde Santander Sí Puede le han calificado como “mero capataz del cortijo” en el que a su juicio los grandes partidos estatales tienen convertida a Cantabria. “Es vergonzoso que el presidente de esta comunidad autónoma se muestre servil y sumiso ante el reparto de limosna al que el gobierno somete a nuestra tierra” han afirmado.

En los mismos términos se han dirigido tanto a los representantes de PP como a los de Ciudadanos en Cantabria a los que han acusado de “hipócritas, rasgándose las vestiduras” en sus críticas a la inversión recogida en el Proyecto de Ley de Presupuestos para nuestra comunidad, al recordar que “en 2017 la caída de la inversión en Cantabria fue del 12% y entonces tanto el PP de Cantabria, responsable de elaborar los presupuestos, como Ciudadanos de Cantabria, responsable de apoyarlos, no dudaron en traicionar y atentar contra los intereses de todos los cántabros.”

Para Mantecón todo esto no viene sino a demostrar como los partidos de ámbito estatal, en general, “solo consideran a Cantabria como moneda de cambio, en la consecución de otros intereses que en nada tienen que ver con las prioridades que tenemos en esta comunidad.” Intereses que, a su juicio, “conjugan los propios de un PRC que hace tiempo ha perdido cualquier respeto por sí mismo y por los cántabros, y muestra una endeblez ante el gobierno central propia de la caricatura que es su propio presidente.”

Esto, afirman desde la formación municipalista,  no hace sino “ahondar en la necesidad de desarrollar un proyecto político propio, independiente, de izquierdas, cantabrista, libre de ataduras y sumisión a las clásicas estructuras de partido supra autonómicas, que nos permita defender con firmeza los intereses de Cantabria, tal como ocurre con otras comunidades autónomas de nuestro entorno.”