Muchos niños no pudieron acompañar al Racing anoche –al filo de las 00:30 horas- en el recibimiento tributado por miles de aficionados en la plaza del Ayuntamiento de Santander a la llegada de los verdiblancos de Palma de Mallorca con el ascenso a la Liga 1|2|3 entre su equipaje. Por eso, el consistorio santanderino organizó una fiesta en el mismo escenario, pero a las 19:00 horas, para que los más pequeños de la casa disfrutaran con los jugadores y técnicos del equipo cántabro que habían logrado, cuatro campañas después, regresar a la categoría de plata del fútbol español. El plan, para la salida vespertina de los centros escolares, era perfecto.

Los componentes de la plantilla del Racing fueron saliendo uno a uno –presentados por el periodista deportivo Jaime del Olmo- desde el Ayuntamiento hasta un escenario colocado delante de la fachada principal para recibir la ovación tanto de los niños congregados allí como de sus padres, madres y familiares. El ambiente en la plaza era espectacular pues muchos de los jóvenes seguidores habían acudido uniformados con equipaciones verdiblancas. Todos los futbolistas recibieron sendas ovaciones aunque las más sonoras fueron para Aitor Buñuel, autor del tanto ante el Atlético Baleares que significó el ascenso (1-1), e Iván Ania. El técnico asturiano, además, cogió el micrófono para dirigirse a los aficionados, a los que agradeció el cariño recibido desde su llegada a Cantabria hace casi un año. El capitán, Iván Crespo, también tuvo de elogio para niños y mayores por su respaldo durante todo el curso 2018/19.

Después de las presentaciones y muchos cánticos los aficionados más pequeños tomaron el escenario y aprovecharon para pedir autógrafos y hacerse muchas fotografías con la plantilla, a cuyos miembros también felicitaron por su gesta. Durante casi una hora los jugadores, acompañados por el Oso Cacho, hicieron las delicias de todos los seguidores que acudieron a la plaza del Ayuntamiento santanderino, que destacaron la cercanía, simpatía y buen trato de los pupilos de Iván Ania.

Ir a la fuente
Author: