Según la encuesta formulada por el Sindicato Trabajadores Unidos, una amplia mayoría de las personas encuestadas rechaza la propuesta que maneja la Consejería de Presidencia, y que supone un cambio sustancial en el tipo de exámenes de oposición.

Desde Trabajadores Unidos, y dentro de las encuestas periódicas realizadas entre los empleados públicos con el fin de fomentar la participación de los empleados públicos, se ha cuestionado acerca de la propuesta formulada desde la Consejería de Presidencia que supone un cambio sustancial en el tipo de pruebas de oposición de acceso a la función pública. Se ha formulado una doble pregunta, una en el formato de acceso a personal funcionario, y otra, para los exámenes de acceso a la condición de personal laboral.

(En archivo adjunto se ofrecen los resultados). En ambos casos, tanto en las pruebas para personal funcionario (72%) como personal laboral (62%), el rechazo de las personas encuestadas es mayoritario.

A juicio de Isabel Rodríguez, Secretaria General, y como conclusión de esta encuesta en la que han participado más de 300 empleados públicos, “ha quedado en evidencia el rechazo a esta propuesta que supone una alteración de las reglas de juego a mitad del partido, puesto que cientos de aspirantes a estas pruebas ya venían preparando dichos temarios y pruebas bajo un formato habitual, y la propuesta de la Administración a estas alturas supone cambiar el enfoque de la oposición, con un notable perjuicio a muchos aspirantes”.

“De la misma forma, en la línea constructiva que este Sindicato viene desarrollando, vamos a proponer un nuevo formato de procesos selectivos que supongan no alterar las “reglas del juego a mitad de partido”, y a su vez, que supongan, como venimos manteniendo, una simplificación de dichos procesos selectivos”, añadió Rodríguez.

Por ello, Trabajadores Unidos se ha dirigido a la Consejera de Presidencia para solicitar que reconsidere este planteamiento de modificación de las pruebas de acceso, y que los cambios que se formulen, vayan en la línea de simplificar y agilizar los procesos selectivos, Isabel Rodríguez considera fundamental, “que se recorten el número de temas a estudiar, la disminución del número de preguntas a realizar en cada prueba, la publicación de un temario ya desarrollado de cada convocatoria para su estudio, y cada aspirante sepa de antemano que debe estudiar, y que el nombramiento de los Tribunales de oposición se haga a través de procesos abiertos a cualquier empleado público, conforme criterios de mérito y capacidad”.

“Esperamos en próximas reuniones con su Administración, tener la oportunidad de incidir y mejorar en los futuros procesos selectivos y que los mismos vayan en la línea de simplificar y agilizar los mismos”, concluyó Rodríguez. A continuación, adjuntamos los cambios propuestos por la Administración en un borrador de trabajo, para los procesos selectivos, tanto de personal funcionario como personal laboral.