Los diplomáticos de Reino Unido dejarán de asistir a la mayoría de las reuniones de la Unión Europea a partir del próximo 1 de septiembre y acudirán únicamente a aquellos encuentros que Londres considere importantes para sus intereses nacionales, como los relacionados con la seguridad.
Ir a la fuente
Author: