A la oposición de BNG y PSOE a la futura ley de mejora del ciclo del agua, la Xunta sumó ayer también el rechazo de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), cuyos representantes se reunieron con la conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez. Las cuatro diputaciones entienden que la nueva norma invade sus competencias y los alcaldes, entre otros aspectos, denuncian que su aplicación supondrá para una familia de tres miembros un incremento del 60 por ciento en el recibo del agua.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico