Los agricultores israelíes han recibido con decepción el final del acuerdo territorial entre Israel y Jordania, por el que la república árabe recupera unas parcelas de terreno que estos trabajadores han cultivado durante un cuarto de siglo.
Ir a la fuente
Author: