Se recuerda que ante el hallazgo de cualquier tipo de artefacto explosivo, hay que cumplir las máximas de

1.- NO TOCAR,

2.- NO MOVER 

3.- AVISAR DE INMEDIATO a la Guardia Civil al teléfono 062.

Los GREIM de la Guardia Civil recuperan una granada de una cavidad a 50 metros de profundidad

  • Tuvieron que utilizar técnicas de progresión por cuerda fija en espeleología para sacar el artefacto.

La Guardia Civil de Cantabria procedió en la tarde de ayer a la destrucción, de forma controlada, de una granada de mano tipo “piña”, tras ser extraída de una torca de unos 50 metros de profundidad.

Durante la mañana del día de ayer, dos espeleólogos que se habían adentrado en una cavidad vertical próxima a la cueva de Coventoso en Arredondo (Cantabria), al llegar a la “sala” de la misma, observaron la presencia de lo que podía ser una granada, fotografiándola y saliendo al exterior a dar el aviso.

Una vez que la Guardia Civil tuvo conocimiento del hecho, movilizó a los TEDAX de este Cuerpo con base en Santander y a componentes del Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) con sede en Potes.

Manipulación con seguridad

Una vez en el lugar los TEDAX indicaron a los efectivos del GREIM como tenían que manipular con seguridad el artefacto, ya que de la foto obtenida por los espeleólogos, se observaba que estaba separada la cabeza de la espoleta del cuerpo de la granada.

Con las instrucciones impartidas, esta manipulación no entrañaba peligro para los efectivos del GREIM. Descendiendo los casi 50 metros de profundidad de la cavidad localizaron la granada, introduciéndola en una maleta para evitar de que se moviera en su extracción.

Utilizando técnicas de progresión en cuerda fija en espeleología, los GREIM sacaron de la sima el artefacto, y a partir de ese momento se hizo cargo del mismo los TEDAX de la Guardia Civil.

Verificado que se trataba de una granada de mano tipo “piña” de las utilizadas en la guerra civil Española, y teniendo aun en su interior la carga explosiva, procedieron los TEDAX a su destrucción de forma controlada, en un lugar próximo.

Se recuerda que ante el hallazgo de cualquier tipo de artefacto explosivo, hay que cumplir las máximas de NO TOCAR, NO MOVER, y AVISAR DE INMEDIATO a la Guardia Civil al teléfono 062.