El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha reconocido que la inseguridad sigue siendo una cuestión «pendiente» pese a la entrada en funcionamiento de la Guardia Nacional, la principal apuesta del mandatario para atajar la delincuencia.
Ir a la fuente
Author: