“Llevo dos noches sin dormir por el dolor, si un futbolista sale del campo en camilla es que algo ha ocurrido”

El centrocampista del Racing Dani Toribio, que se estrenó  con la camiseta verdiblanca ante la Unión Deportiva Almería en Los Campos de Sport el pasado fin de semana, recordó la acción que le hizo abandonar el terreno de juego en camilla en el minuto 58 tras fracturarse el esternón: “me elevé, el rival me puso el codo, me desestabilizó, cogí mucha altura, noto el codo y luego ya no supe lo que pasaba porque perdí la consciencia. En la camilla, cuando pude respirar, me recuperé un poco de una dolencia que es más de accidente de coche o moto que de un partido de fútbol”. El jugador verdiblanco aseguró estar “fastidiado”, reveló que lleva “dos noches sin dormir a causa del dolor” y dijo que “se han hecho 3.000 pruebas para el VAR y si un futbolista sale del campo en camilla es que algo ha ocurrido. Con un futbolista más que el rival, en caso de que Aguza hubiera sido amonestado o expulsado, hubiéramos tenido más opciones de haber ganado y en LaLiga SmartBank tres puntos son fundamentales. Es cierto que luego nos empatan por mérito suyo y ahí no tengo nada que decir pero si a alguien le parten el esternón creo que los árbitros deben mostrar una opinión, revisar la acción y decidir”.

Toribio se mostró favorable al uso de la tecnología “para ayudar” a los árbitros pero “de verdad”. En el caso del Racing, además de esta acción, la semana pasada hubo un penalti a Cejudo y está la jugada del gol del Málaga CF: “en otros partidos vemos que se para el juego con penaltis o goles. Eso es lo que pido. Para, analiza y toma la decisión que creas oportuna”. El futbolista verdiblanco resaltó la importancia del club cántabro en LaLiga, porque aunque sea “un recién ascendido tiene detrás 16.000 almas y una afición que no para de animar” y dijo que el almeriense Aguza le llamó –“le agradezco su interés”- e incluso quiso venir a verme al hospital pero “no hacía falta. Fue compañero mío en la Agrupación Deportiva Alcorcón y no hay ningún problema”.

Estreno agridulce

La grave lesión, que le mantendrá de baja entre seis y ocho semanas, hizo que el debut de Toribio con la camiseta del Racing fuera “agridulce” y explicó que los médicos le han pedido “paciencia en su recuperación porque se trata de una zona delicada”. “Lo primero que tengo que hacer es poder respirar con normalidad, sin dolor, y luego poco a poco, cuando eso pase, comenzar a hacer bicicleta y trabajo físico”, concluyó.

En la fotografía superior, Dani Toribio en las Instalaciones Nando Yosu.

Ir a la fuente
Author: