• Cs critica que el cierre del interior de la hostelería no vaya acompañado de “compensaciones” suficientes mientras el Ejecutivo cántabro cierra 2020 con un superávit de 90 millones

“Llegará antes la inmunidad de rebaño a Cantabria que los 55 millones en ayudas directas del Gobierno de Sánchez”. Es lo que ha manifestado hoy en rueda de prensa el portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento de Cantabria, Félix Álvarez, quien -trece meses después de decretarse por primera vez el Estado de Alarma en España tras el inicio de la pandemia sanitaria- ha asegurado que, pese a no haber puesto en duda “jamás” las medidas adoptadas para frenar el avance del virus, considera “incomprensible” que éstas no vayan acompañadas de medidas económicas que permitan a los sectores afectados “soportar estas restricciones”.

Álvarez también ha reprochado al Gobierno de Cantabria que sigan sin llegar lo que ha calificado como “compensaciones, porque no son ayudas”, a las empresas y autónomos que las han solicitado. Unas cantidades que, a su juicio, son insuficientes, por lo que ha puesto de relieve que desde Cs “hemos intentado” que estas ayudas “fueran mayores” a las que puso sobre la mesa el Gobierno de Revilla. “Lo conseguimos, pero seguían siendo ridículas”, ha enfatizado el portavoz naranja, quien también ha criticado el que el Ejecutivo PRC-PSOE haya cerrado 2020 con un superávit de 90 millones de euros que se podían haber destinado a hostelería, ocio nocturno, turismo o cultura. “Es intolerable”, ha subrayado.

Un punto en el que precisamente ha puesto el énfasis en uno de estos sectores, el del ocio nocturno, que, de los últimos trece meses, “lleva cerrado diez”. “Tanto las discotecas como el resto de pequeños locales de ocio nocturno necesitan un rescate urgente y contundente”, ha defendido Félix Álvarez, quien ha cuantificado en unos 12.000 euros de gastos fijos mensuales lo que deben pagar estos locales a pesar de permanecer “cerrados a cal y canto desde julio”, cuando -en el mejor de los casos- “están recibiendo ayudas de entre 500 y 3.000 euros”.

“Se les ha prohibido trabajar”, ha recalcado Álvarez, que, por otro lado, ha pedido a la administración autonómica “transparencia”, porque los ciudadanos “tienen el derecho de saber” qué es lo que está pasando y por qué se toman las medidas que se toman, mientras que 4el Gobierno de Cantabria “tiene la obligación de explicarlo”. “¿Tan difícil es que publique las reuniones del Comité de Expertos que les asesora o los informes en los que sustenta sus decisiones”, se ha preguntado el portavoz de Cs, quien ha puesto como ejemplo, con el informe en la mano, a Castilla y León, cuya Consejería de Sanidad, de Cs, publica en su web toda la información que se precisa en este sentido.

Por último, Félix Álvarez ha avanzado que el Grupo Parlamentario ha registrado una Proposición no de Ley (PNL) para que el bipartito PRC-PSOE establezca un plan de medidas económicas y ayudas extraordinarias dirigidas a las empresas y autónomos del sector hostelero para paliar las pérdidas producidas por el nuevo cierre. “Y hacerlo ya, de forma ágil”, ha concluido.