Lidl podrá seguir vendiendo su

Era una historia tan antigua como la historia del capitalismo. Vorwerk llevaba décadas comercializando un robot de cocina tanto, tanto éxito que el merco concepto «robot de cocina» era intercambiable con el nombre de su producto, «Thermomix«. Hasta que llegó Lidl. El gigante alemán tomó buena nota de las lecciones de Vorwerk, diseñó su propio robot, en este caso llamado «Monsieur Cuisine» y lo puso a la venta a un precio más barato.

Fue un éxito. Uno que amenazaba una hegemonía hasta entonces indisputable. Vorwek, puso una denuncia por violación de patente, el Juzgado Nº5 de lo Mercantil de Barcelona la aprobó y Lidl tuvo que retirar a Monsieur Cuisine de sus supermercados.

Todo esto sucedió hace un año. Lidl, naturalmente, interpuso un recurso. Y lo ha terminado ganando: hoy la Audiencia Provincial de Barcelona ha estimado su recurso y ha considerado la infracción de patente «nula». Los magistrados han entendido primero que Vorwerk amplió de forma ilegítima la patente en el transcurso de la denuncia, y también que «no existe infracción» al incorporar Monsieur Cuisine algunos aspectos novedosos respecto al diseño original de Thermomix (como por ejemplo el sistema de apertura de la tapa mientras trabaja el brazo agitador).

Lidl podrá volver a comercializar su robot de cocina. La sentencia, no obstante, no pone punto y final al litigio entre ambas compañías. Vorwerk aún puede recurrir (y es probable que lo haga) al Tribunal Supremo.

Como vimos en su momento, el asunto da pie a vaivenes judiciales por diversos motivos. El principal: las patentes básicas de Thermomix caducaron años atrás, y Vorwerk sólo retiene algunos derechos sobre determinados mecanismos de su robot de cocina. Lidl aprovechó la ambigüedad para lanzar su propio robot de cocina, pero no fue la única. Hay múltiples versiones a la venta comercializadas por distintas marcas. Versiones amenazadas, en parte, por el fallo judicial original.

La sentencia de la Audiencia Provincial es llamativa en gran medida por los motivos que expone. En relación a la tapa de la discordia:

La conclusión a la que llegamos es que no existe infracción porque el robot de cocina de la demandada no reproduce esa secuencia necesaria para que se pueda intervenir con seguridad en el vaso de agitación. En el robot de cocina de Lidl la tapa se puede abrir sin necesidad de ninguna acción previa, es decir, sin necesidad de detener previamente el mecanismo agitador y es esa apertura o desenclavamiento de la tapa por medio de un pequeño giro sobre su eje la que determina la detención del mecanismo agitador, si bien no de forma inmediata.

Es decir, que Monsieur Cuisine es menos segura que Thermomix en algunos mecanismos. Y que por tanto no viola la patente en cuestión. La última palabra sobre el affaire Lidl/Thermomix la tendrá el Supremo.

Imagen: Lidl


La noticia

Lidl podrá seguir vendiendo su «Thermomix»: la justicia le ha dado la razón sobre su robot de cocina

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Andrés P. Mohorte

.

Ir al artículo original
Author: Andrés P. Mohorte

Powered by WPeMatico