El volante cambió sus tradicionales rizos como una campaña de publicidad para una casa de apuestas.
Ir a la fuente
Author: