Los nublados y las fuertes lluvias se están incrementando en Guantánamo y se extenderán al resto de la región oriental en la tarde y la noche, las que serán fuertes e intensas en algunas localidades, principalmente en zonas montañosas, informa el Instituto de Meteorología en su aviso de las 3:00 pm.

Comenzarán a influir sobre el extremo oriental de Cuba de forma gradual vientos con fuerza de tormenta tropical, entre 60 y 75 kilómetros por hora, con rachas superiores, los que se extenderán al resto de esta región.

Se mantendrán las fuertes marejadas en ambos litorales de la región oriental, con el inicio desde la tarde de inundaciones costeras de ligeras a moderadas en zonas bajas del litoral norte de las provincias de Guantánamo, Holguín, Las Tunas y Camagüey.

Desde cabo Cruz hasta punta de Maisí se producirán inundaciones costeras ligeras desde la tarde y durante la próxima madrugada se iniciarán inundaciones costeras de ligeras a moderadas en la costa sur de Las Tunas.

Durante el mediodía y las primeras horas de la tarde Laura ha incrementado los nublados con fuertes lluvias alrededor de su centro y está muy próxima a la región oriental de Cuba. A las tres de la tarde, el centro de Laura se estimó en los 19.5 grados de latitud Norte y 74.6 grados de longitud Oeste, posición que lo sitúa a unos 100 kilómetros al sur-suroeste de punta de Maisí, Guantánamo y a 140 kilómetros al este-sudeste de la ciudad de Santiago de Cuba.

La tormenta tropical continúa su movimiento rápido al oeste-noroeste con tendencia al oeste, a razón de 33 kilómetros por hora. Sus vientos máximos sostenidos se mantienen en 85 kilómetros por hora, con rachas superiores, y la presión central ha continuado en 1004 hectoPascal.

La tormenta tropical Laura continuará transitando con similar velocidad de traslación por los mares adyacentes a la costa sur oriental, donde pudiera ganar algo más en organización, justo antes de penetrar por el litoral sur entre Santiago de Cuba y Granma en la tarde-noche de hoy.

Las bandas de nublados asociadas con la tormenta tropical continúan sobre las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín y Granma. En las observaciones recientes del radar meteorológico de la Gran Piedra se observa el centro de este organismo ciclónico sobre los mares al sur de Guantánamo.

Las rachas de vientos del este-nordeste en Baracoa y Maisí se han incrementado, con velocidades de 102 y 110 kilómetros por hora, a las 11:55 de la mañana y 2:51 de la tarde, respectivamente. También se han reportado fuertes marejadas en el litoral de ambas localidades.

Se estima que 2.000.000 de personas podrían verse afectadas por las fuertes lluvias en Haití.

Al menos tres personas murieron en Haití debido a los efectos de la tormenta tropical Laura, mientras en República Dominicana reportaron el deceso de otras tres, entre ellas, una mujer y su hijo.

La Defensa Civil confirmó el deceso de una niña tras caer un árbol en su vivienda. Los hechos ocurrieron en la comuna de Anse a Pitres, situada en el departamento Sudeste y que comparte frontera con la vecina República Dominicana.

Otras dos personas perdieron la vida en Pétion-Ville, en esta capital, en el barrio de Tête-de-l’eau, indicó a la prensa Jerry Chandler, director general de Protección Civil.

Las lluvias han causado inundaciones en la ciudad de Anse-à-Pitres, un pueblo en la frontera con la República Dominicana. La tormenta tropical está provocando fuertes lluvias, vientos e inundaciones, según las autoridades, que piden a la población que esté alerta.

Se estima que 2.000.000 de personas podrían verse afectadas por las fuertes lluvias en Haití, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA).

La Española ​ es una isla del mar Caribe que acoge a dos estados soberanos, la República Dominicana y Haití.

En Dominicana, una mujer y su hijo de unos ocho años murieron aplastados esta madrugada cuando parte de una pared se desplomó en la calle La Palmera, del sector del mismo nombre.

El suceso ocurrió a eso de las 03H30 horas locales de este domingo cuando caía un copioso aguacero.

Un joven murió en otra zona de Santo Domingo cuando un árbol cayó sobre su vivienda, informó el director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), Juan Manuel Méndez.

Los torrenciales aguaceros y la brisa causados por la tormenta Laura han anegado casas, calles y avenida y derribado árboles en distintas partes del Gran Santo Domingo.

Desde este sábado, cientos de personas de sectores vulnerables como Los Prados de San Luis, Mendoza, El Almirante, La Ciénaga y otros son afectados por las aguas que penetran a sus viviendas y han dañado sus ajuares. Pero la situación también zona residenciales son afectadas por las aguas.

El centro de la tormenta Laura tocó tierra dominicana la noche de este sábado por la provincia de San Pedro de Macorís, en el este, región que empezó a sentir sus efectos horas antes con fuerte lluvias que se extienden por todo el territorio.

El sistema mantiene sus vientos en 85 kilómetros por hora y movimiento de traslación de 18 kilómetros. El Centro Nacional de Huracanes pronostica que la tormenta saldrá del país sin cambios en su intensidad.