Las enfermeras se manifestarán el 8M en Santander hartas de la discriminación y el desinterés de las administraciones

manifestantes en el 8 de marzo

manifestantes en el 8 de marzoConvocadas por SATSE, las enfermeras se manifestarán el Día Internacional de la Mujer en Cantabria para exigir respeto profesional y un cambio estructural que permita su crecimiento y reconocimiento.

Las enfermeras saldrán a la calle, en Santander, el próximo 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, para manifestar su hartazgo por la situación de discriminación que sufren pese a ser la gran fuerza laboral y profesional del sistema sanitario.

Convocadas por el Sindicato de Enfermería, SATSE, las enfermeras se concentrarán el viernes 8 de marzo a las 11 horas en la explanada del 2 de noviembre del Hospital de Valdecilla, para exigir respeto profesional y denunciar el claro desinterés de las administraciones públicas por acabar con una falta de reconocimiento motivada por la infravaloración histórica hacia la mujer y los cuidados.

La profesión, desde sus inicios, ha estado muy marcada por las consideraciones de género, lo que ha condicionado su desarrollo y crecimiento profesional. En la actualidad, aunque se deberían haber superado los roles sexistas, se sigue marginando a las enfermeras, afirman desde el Sindicato.

  Clasificación profesional

 Entre otras demandas, las enfermeras de Cantabria reclamarán una nueva clasificación profesional acorde con la ordenación actual de los títulos universitarios, el desarrollo competencial experimentado por la profesión en los últimos años y la evolución social.

 Las enfermeras exigirán un trato equitativo con otras profesiones de igual nivel que les permita oportunidades de crecimiento profesional, el reconocimiento de sus competencias, conocimientos y capacidad de liderazgo, la participación en la toma de decisiones y una retribución salarial justa.

Problemas

También se pondrá el foco en las concentraciones en el hecho de que las enfermeras de Cantabria se enfrentan a otras discriminaciones, como la falta de reconocimiento a la dureza de su condiciones y riesgos laborales, lo que les impide poder acceder a la jubilación anticipada voluntaria; sufrir estereotipos sexistas; un mayor número de agresiones físicas y verbales, y dificultades de conciliación.

SATSE subraya que las administraciones públicas no han tenido interés en resolver la situación de las enfermeras. Se debe, explica, a que la influencia del género en la profesión enfermera ha provocado su falta de reconocimiento social, al estar asimilados de forma simbólica los cuidados enfermeros a cualidades intrínsicamente femeninas.

Con las concentraciones con motivo del Día Internacional de la Mujer se mostrará también la unión de la profesión para defender sus derechos e intereses y lograr el respeto y la dignidad que merece su desempeño profesional.