Las Brujas (de Roald Dahl): Desagradable es la palabra

Lleva un temporada rica rica Zemeckis. «El desafío»… bueno. » Aliados»… bueno. Algo más que mascar. Pero tampoco. «Bienvenidos a Marwen»… fíjate lo que me interesa que ni siquiera la he visto. Igual algún día suena la flauta. Yo qué sé…

Y ahora, vienes con…¿esto? Una mierdecilla hecha tiempo atrás por otro. Un refrito. Te unes a la gran lista de directores que o ya no saben qué cojones hacer para seguir estando activos en esta industria para poder comer o ya les importa una mierda (que viniendo de tí… es que no sé qué pensar) su status como realizador y sucumben a conformarse con realizar un producto que, a parte de ser un trabajo no muy original visto hoy en día, tampoco lo era el producto del que ésta bebe.

El problema no es que tu versión no tenga una base firme en la que poder asentarse, que también (si soy franco), para aguantar todo el metraje, ni tampoco que tengas a Anne Hathaway para poder sostener tu película, que es de los poquísimos personajes que se salvan, como Octavia Spencer (Octavia Spencer esta siempre bien), no. El verdadero problema es, que esto, ni tiene un guión bien elaborado, ni tiene vida. Nada es real. Es un producto sin alma. Y me jode decir esto cuando la coescribe Guillermo Del Toro entre otra gente. Además de tú mismo.

El tráiler… Más falso que el alma de Judas. El plano que más habrá recordado la gente al verlo es ese cuando Hathaway sonríe directamente a cámara con la ayuda del CGI mientras se muestra con otros de sus compañeros de reparto en un movimiento angular propio de un Selfie. Esa pequeña secuencia, implica un momento familiar. Porque, quién ira a ver esto? A quiénes está destinado? Qué cine es este?
Cine familiar, señoras y señores. Es cine familiar.
Ay amigos, ¿sólo por eso verdad?
Creo que ni de coña es suficiente.

Ni tampoco lo es su óptima dirección. Porque, digo, Zemeckis, mal… pues no dirije, la verdad. Ni su decorado, que tiene una dirección de arte (en su terreno) bastante trabajada. Un diseño de producción muy efectivo y engañabob@s que es de lo que se arma «Las brujas». Una cinta, también digo, muy tramposa.
Tiene mucha creatividad e ingenio la nueva película del director de «Forrest Gump», su inicio, y algunos momentos de la misma, aún no siendo de mi rollo, está bien edificados. Pero el resto, que es cuando la matan, es un desastre.

Está lejos del icónico sello como director que era Robert Zemeckis (sí, era), y a pesar de tener un material de escritura que proviene en parte de uno de los más queridos en la actualidad, lo proporcionado está vez no levanta lo suficiente el vuelo y subestima muchos temas infantiles.

Obra muy alejada dentro de la calidad de su filmografía.

Patxi Ávarez Gonzalo