“Es innegable que los técnicos de las aulas de 2 años llevan a cabo una labor necesaria para el correcto funcionamiento de las mismas”, ha señalado Marañón, que ha abogado por seguir las recomendaciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) para que “estos perfiles dependan de la Consejería de Educación y no de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte”, una situación que, ha dicho, “genera además problemas con el IVA”.

El diputado de Cs ha subrayado que “no tiene sentido” que los profesionales que desarrollan su labor en estos centros, y que dependiendo del municipio en el que trabajan están o bien contratados por el Gobierno de Cantabria, los propios Ayuntamientos o empresas de trabajo temporal, “no sean seleccionados en base a un baremo único ni trabajen en igualdad de condiciones”.

“Estos trabajadores dependen de forma directa de personal de la Consejería de Educación, como son los directores de los centros escolares y los maestros que se hacen cargo del aula”, ha indicado Diego Marañón, que ha lamentado que el Ejecutivo regional “haga la vista gorda” ante un “ejemplo claro de empleo precario” en lugar de “sistematizar los procesos” para generar “además de transparencia a la hora de acceder al puesto, estabilidad a estos empleados”.