Esta ha declarado que ese día no estaba en muy buenas condiciones por distintas sustancias y alcohol, al tiempo que negó la agresión por parte de su pareja.

Examinada por el forense, ha pedido asistencia letrada pero no así Orden de Protección. Se mantiene, no obstante, la puesta cautelarmente de oficio por el Jugado de Guardia este pasado fin de semana.

Asimismo, la mujer ha renunciado a interponer las acciones penales y civiles contra él. No obstante, la Fiscalía sigue adelante con la acusación, de forma que se celebrará el juicio el próximo día 7, en el Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón.

Cabe recordar que el supuesto agresor, vecino de Gijón de 41 años, fue detenido acusado de haber agredido a su mujer en el domicilio de ambos, en la calle Cabrales, durante una discusión.

La Policía acudió a un bar de esa misma calle, donde la mujer se había refugiado y había asegurado que su marido la había agredido. Esta fue trasladada al hospital de Cabueñes, donde fue atendida por un fuerte golpe en un labio y un corte en la zona lumbar, sin que las heridas revistieran gravedad.

Por su parte, el hombre, que en un principio había abandonado el inmueble, fue localizado después al regresar al domicilio. Este relató que habían discutido y reconoció que la había golpeado. No obstante, señaló que la mujer se había caído contra un espejo de la sala, que se había roto y por eso se hizo el corte.

Ir a la fuente
Author: redaccion@20minutos.es (20M EP)

Powered by WPeMatico