Foto relacionada con la nota de prensaLa víctima fue captada en Rumanía bajo la promesa de un trabajo digno con buenas condiciones económicas y, una vez en España, fue obligada a prostituirse bajo amenazas y coacciones
La mujer sufría un control extremo, siendo trasladada a diario hasta una carretera de la localidad donde debía permanecer unas 10 horas y, cada vez que realizaba un servicio, debía llamar a sus captores para que recogieran la prestación recibida
El detenido golpeó y violó a la víctima reiteradamente, obligándola a abortar en dos ocasiones

Nota: Esta nota de prensa posee un vídeo relacionado.
Ir a la fuente
Author: