Los delincuentes saben todos los trucos para conseguir sus objetivos fraudulentos y, en muchas ocasiones, engañan a terceras personas que nada tienen que ver con sus actividades, pero esta colaboración también es un delito.

Es el caso de los delincuentes que utilizan a otras personas como mulas, es decir, que blanquean el dinero obtenido de manera ilícita dándoselo a una tercera persona.

«Te prometen dinero fácil. Simplemente te ingresan una cantidad y tú debes de facilitarles efectivo», explica la Policía Nacional en una de las publicaciones de su cuenta oficial de Twitter.

Aunque esto puede parecer inofensivo, la Policía alerta de que, quien lo haga, estaría colaborando con los delincuentes: «Estarías ayudando a delincuentes a blanquear es delito», escriben.

Ir a la fuente
Author: redaccion@20minutos.es (20minutos)

Powered by WPeMatico