La Policía israelí ha dispersado este viernes a varios cientos de fieles musulmanes por provocar «altercados» y gritar «cánticos nacionalistas» durante la oración de los viernes en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, un día después de que el movimiento islamista Hamás denunciara una nueva serie de restricciones al acceso al sagrado lugar.
Ir a la fuente
Author: