Naciones Unidas ha calificado este sábado de «atrocidad» los ataques contra manifestantes desarmados acaecidos el viernes en Bagdad, epicentro de las protestas contra el Gobierno, al tiempo que ha pedido a las Fuerzas Armadas que «no ahorren ningún esfuerzo» en proteger a los civiles frente a «los grupos armados violentos fuera de control».
Ir a la fuente
Author: