La nueva ley del Ministerio de Consumo sobre lootboxes, ¿afecta a los juegos de azar?

El Ministerio de Consumo sigue con su estrategia de regular algunos aspectos del sector gaming que estaban fuera de control en algunos aspectos. Especialmente importante es el caso de las cajas de botín o lootboxes que muchos títulos incorporan y que se asemejan mucho a los juegos de casino, aunque sin contar con la seguridad y reglamentación que estos tienen.

Qué son las cajas de botín

Estas cajas son, prácticamente, una lotería. El jugador paga por un cofre que no sabe lo que contiene, algo que se desvela en el momento de abrir la caja, tras haber pagado por supuesto.
Es por esto que el Ministerio encabezado por Alberto Garzón tenía desde hace tiempo en su punto de mira a este producto. Lo cierto es que la lootboxes habían crecido al margen de todo tipo de reglamentación, y es que las empresas de videojuegos las asimilaban a la compra de packs de ampliación.
Pero no son lo mismo. Cuando se compra un paquete digital para un juego, el gamer sabe perfectamente qué es lo que contiene y por lo que está pagando, por lo que no existe ningún problema. Con las cajas de botín, como apuntamos, no sucede lo mismo, ya que son un misterio para el jugador.

¿Tienen los juegos de azar el mismo problema?

En absoluto. Esto es algo que todos los amantes de juegos de azar como la ruleta online deben tener claro. Los juegos de casino se encuentran perfectamente regulados en España y sus condiciones son transparentes para los usuarios, algo que no estaba sucediendo con las cajas de botín.
Hasta que la ley se implemente, lo que se calcula que sucederá a principios de 2023, los jugadores que descarguen la Betfair app o cualquier otra relacionada con el juego de azar tendrán condiciones más claras y seguras que los que apuestan por lootboxes de juegos como FIFA o Diablo III, dos de los títulos que más han estado en el punto de mira de las autoridades.

Una equiparación justa

La motivación que se esconde tras la actitud del gobierno es muy sencilla: las lootboxes se parecen mucho a los juegos de azar, por lo que es injusto que los casinos tengan normas más exigentes que los videojuegos que usan este sistema.
Claro que hay diferencias entre un ámbito y otro, por lo que las normas no se pueden aplicar sin más entre un espacio y el otro. A falta de saber qué forma definitiva tomará la nueva disposición para las cajas de botín, lo cierto es que veremos muchas diferencias entre el sistema de juego actual y el nuevo que se implementará.
Todo para conseguir que los usuarios estén protegidos y tengan claras las reglas con las que juegan, algo que muchas veces no ha sucedido y que debe quedar en algo del pasado convirtiendo el sector del gaming en un entorno completamente transparente.