GIRONANOTICIES.COM: La magistrada Carmen Lamela ordena la detención de Puigdemont y de los cuatro consellers cesados que no han ido hoy a declarar

 La juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, ha decretado hoy prisión incondicional sin fianza para todo el Govern catalán cesado excepto Santi Vila, para quien la magistrada ha acordado prisión eludible bajo fianza de 50.000 euros. En estos momentos, el vicepresidente cesado de la Generalitat, Oriol Junqueras, así como los exconsellers Jordi Turull, Raúl Romeva, Josep Rull, Dolors Bassa, Meritxell Borràs, Joaquim Forn y Carles Mundo ya se encuentran en los calabozos a la espera de ser trasladados en breve a prisión. Todo apunta que los hombres se dirigirán al centro de Soto del Real y las mujeres al de Alcalá Meco, aunque todavía se tiene que confirmar de manera oficial.

Con esta resolución, la juez asume totalmente la petición de la Fiscalía. En concreto, la magistrada considera que existe un alto riesgo de reiteración delictiva, así como una alta probabilidad de destrucción de pruebas. Además, Lamela refleja en su auto que se debe tener en cuenta el nivel adquisitivo de los miembros del Govern en lo que se refiere a sus opciones para salir del país, tal y como ya han hecho, según la juez, otros querellados.

Según la juez, existen indicios de un delito de rebelión por parte de los políticos de la formación Junts pel Sí, una pena que puede llegar hasta los 30 años de prisión y que, por lo tanto, puede conllevar un evidente riesgo de fuga.

Petición de prisión para Puigdemont

Por otro lado, Lamela también ha ordenado hoy, tal como también pedía la Fiscalía, la detención del president de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, así como de los cuatro exconsellers que se encuentran, como él, en Bélgica: Clara Ponsatí, Meritxell Serret, Toni Comín y Lluís Puig. Todos ellos no han acudido este jueves a declarar como imputados por presunta rebelión, sedición y malversación por la declaración unilateral de independencia.

En concreto, el fiscal ha pedido a la magistrada que emita una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) y que la comunique a las autoridades de Bélgica. Puigdemont, ayer miércoles, ya expuso que no viajaría a Madrid a declarar porque considera que se trata de un “juicio político efectuado al dictado por el Gobierno”.