• El conductor fue también denunciado por conducción temeraria.

Efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, han procedido a formular dos denuncias al conductor de un camión por exceder más del 50% la carga máxima autorizada y otra por conducción temeraria, mientras circulaba con el vehículo articulado a la altura de Lamadrid (Cantabria).

Sobre las 20:00 horas del pasado lunes, una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de San Vicente de la Barquera, observó un camión articulado en la A-8, a la altura de Lamadrid, que circulaba a una velocidad anormalmente reducida. Al acercarse a dicho vehículo, los agentes pudieron comprobar en las ruedas y en la suspensión del mismo, evidentes signos de un exceso de carga, siendo trasladado a la báscula situada en Los Tánagos.

Una vez en el lugar, el camión arrojó un peso en carga de 61.000 Kg, estando limitado a 40.000 Kg. lo que supone un exceso sobre la masa máxima autorizada de 21.000 kg, un 52,5 % más de la permitida. Este exceso de carga pone en evidente riesgo, no solo al propio transporte, sino a los demás usuarios de la vía.

El camión, que transportaba cascarilla de carbón desde Vizcaya hasta Asturias, fue denunciado e inmovilizado en el lugar hasta que por parte de la empresa, se procedió a trasladar parte de la carga a otro vehículo.

De la misma manera, se denunció al conductor por conducir de forma temeraria, ya que puso en peligro, tanto a sí mismo como al resto de usuarios de la vía.

El control de los excesos de peso en vehículos dedicados al transporte de mercancías, es causa frecuente de inspección por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad encargados de la vigilancia del Tráfico, al ser una circunstancia que pone en peligro la seguridad vial al mismo tiempo que supone una competencia desleal en el sector del transporte.