La Guardia Civil detiene a un motorista que huyó tras verse implicado en un siniestro con un herido muy grave.

  • Se le imputan diversos delitos como conducción temeraria, abandono del lugar del accidente, lesiones y desobediencia.

Efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, han detenido a un varón de 44 años de edad como presunto autor de varios delitos perpetrados con una motocicleta. Así mismo, han instruido diligencias en calidad de investigado a otra persona, por presuntamente ayudar al conductor a huir.

A primeras horas de la noche del pasado día 10 de septiembre, una motocicleta que circulaba por la calle Camilo Alonso Vega de Santander, al cruzarse con una patrulla de la Policía Nacional, aceleró su marcha, y mientras circulaba en zig-zag, se saltó varios semáforos, logrando evadir a los agentes a la altura de la Marga.

Posteriormente, el mismo vehículo, sufrió una salida de vía en la localidad de Prezanes. Como consecuencia del accidente, la motocicleta colisionó contra un muro, lo que provocó que el copiloto resultara herido de extrema gravedad.

Gracias a un testigo del siniestro, el piloto pudo arrancar y huir del lugar a gran velocidad, abandonando al herido en el suelo.

Una vez que el Equipo de Atestados del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria acudió al lugar, inició una investigación.

Como resultado de la misma, los agentes lograron identificar y detener al conductor, un vecino de la localidad de Santa Cruz de Bezana, como presunto autor de los delitos de conducción temeraria con manifiesto desprecio por la vida de los demás, abandono del lugar del accidente, lesiones y desobediencia.

De la misma manera, se han instruido diligencias en calidad de investigado a la persona que presuntamente ayudó a huir al ahora detenido del lugar del accidente, como cooperador necesario del delito de abandono del lugar del accidente.