• El edificio está catalogado como bien de interés cultural.
  • Los daños sufridos, pudieran ser de carácter irreversible.

La Guardia Civil de Cantabria, en la denominada operación “Lazareto”, ha procedido a la detención de un varón de 29 años y vecino de Bizkaia, como presunto autor de un delito contra el patrimonio histórico, por la realización de un grafiti en el denominado “Lazareto de Abaño” en San Vicente de la Barquera, edificio del siglo XIII.

En agosto de este año se presentó una denuncia ante la Guardia Civil por las pintadas (grafitis) que presentaba una de las paredes del edificio conocido como “Lazareto de Abaño”. Este edificio está catalogado como bien protegido, con un grado de protección integral, como bien de  interés cultural, incluido en el inventario del Gobierno de Cantabria.

Dentro de los grafitis realizados en la pared, uno de ellos afecta a una Cruz de Malta tallada sobre piedra, tratándose de una Cruz de Consagración que indica que el edificio en un momento de su vida estuvo autorizado para impartir Sacramentos.

Investigación

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Torrelavega se hizo cargo de la investigación, recibiendo información que ponía de manifiesto que los daños sufridos en el “Lazareto de Abaño”, por la sillería existente, son de carácter irreversible por la inevitable pérdida de la pátina y la alteración del sustrato silíceo derivado de la limpieza.

En cuanto a la autoría de los hechos, el grafiti que afecta a la Cruz de Consagración, es un “tag” (firma) que se ha podido observar en otras edificaciones en Viérnoles, Puente San Miguel, Castañeda y en Solares, en paredes visibles desde la autovía, al igual que ocurre con el Lazareto de Abaño.

Investigado ese “tag”, los agente llegaron a la conclusión que el  autor del mismo podía ser un varón que había hecho grafitis en trenes, con otra firma y que había derivado en una operación policial con el esclarecimiento de múltiples grafitis en trentes de todo el territorio nacional y europeo.

Estudiadas por el departamento de Grafística de la Guardia Civil, la firma existente en la edificación con la de los trenes, dio como resultado que el autor de las mismas era la misma persona.

Con esta última prueba el pasado 23 de octubre se procedió a la detención del reseñado como presunto autor de un delito contra el patrimonio histórico

Lazareto de Abaño

El edificio fue una antigua leprosería fundada en el siglo XIII sobre un establecimiento religioso anterior. En el siglo XIV se levantó una ermita que fue parroquia de aldea o comunidad de leprosos del lugar.

A finales del siglo XVI, el edificio se convirtió en beatario, residiendo en la zona unas mujeres que prestaban ayuda a pobres y transeúntes.

La ermita, que es un templo de una sola nave, presenta en la esquina del ábside la grabación en relieve de una cruz dentro de una circunferencia, pudiendo considerarse una Cruz de Malta. Se trata de una Cruz de Consagración grabada en la sillería exterior, dañada por la pintura.