La Guardia Civil ha abortado este domingo en Melilla la salida clandestina de una embarcación deportiva con doce personas de nacionalidad marroquí a bordo con destino a las costas andaluzas mientras los dos patrones, uno español y otro marroquí, han sido acusado de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.
Ir a la fuente
Author: