La acusación particular, ejercida por la operadora de cámara de televisión agredida, solicita una multa de 600 euros y una indemnización de 400, atendiendo a que los hechos se produjeron “mientras trataba de desempeñar su trabajo”.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico