La Federación Cántabra de Fútbol ha suspendido las competiciones no profesionales de su ámbito territorial, a causa del COVID-19, hasta que las mismas puedan reanudarse sin riesgo para la salud. La medida, adoptada en la jornada de hoy, afecta a todos los equipos de las Secciones Inferiores del Racing, que desde hace más de dos semanas han visto paralizada su actividad deportiva ante la grave crisis sanitaria existente que llevó al Gobierno de España a decretar el ‘Estado de Alarma’. Los futbolistas y técnicos de la base verdiblanca guardan confinamiento en sus domicilios para contribuir a frenar la expansión de la epidemia que se ha cobrado ya más de 2.000 víctimas mortales en el país.

La Federación Cántabra, al igual que hicieron LaLiga y la Real Federación Española de Fútbol este mediodía, condiciona la vuelta a la competición a que las autoridades competentes del Gobierno de España y la Administración General del Estado determinen que pueden reanudarse cuando ello no suponga ningún riesgo para la salud.

En la fotografía superior, acción del Juvenil B racinguista en las Instalaciones Nando Yosu.

Ir a la fuente
Author: