La doctrina del shock es la historia no oficial del libre mercado. Desde Chile hasta Rusia, desde Sudáfrica hasta Canadá la implantación del libre mercado responde a un programa de ingeniería social y económica que Naomi Klein identifica como «capitalismo del desastre».

Tras una investigación de cuatro años, Klein explora el mito según el cual el mercado libre y global triunfó democráticamente, y que el capitalismo sin restricciones va de la mano de la democracia. Por el contrario, Klein sostiene que ese capitalismo utiliza constantemente la violencia, el choque, y pone al descubierto los hilos que mueven las marionetas tras los acontecimientos más críticos de las últimas cuatro décadas.

Klein demuestra que el capitalismo emplea constantemente la violencia, el terrorismo contra el individuo y la sociedad. Lejos de ser el camino hacia la libertad, se aprovecha de las crisis para introducir impopulares medidas de choque económico, a menudo acompañadas de otras forma de shock no tan metafóricas: el golpe de la porra de los policías, las torturas con electroshocks o la picana en las celdas de las cárceles.

En este relato apasionante, narrado con pulso firme, Klein repasa la historia mundial reciente (de la dictadura de Pinochet a la reconstrucción de Beirut; del Katrina al tsunami; del 11-S al 11-M, para dar la palabra a un único protagonista: las diezmadas poblaciones civiles sometidas a la voracidad despiadada de los nuevos dueños del mundo, el conglomerado industrial, comercial y gubernamental para quien los desastres, las guerras y la inseguridad del ciudadano son el siniestro combustible de la economía del shock.

Este documental basada en el célebre ensayo de Naomi Klein sobre el origen de las teorías neoliberales de Milton Friedman, profesor de la Universidad de Chicago, y su puesta en práctica durante los últimos cuarenta años. En el se pone de manifiesto el lado más oscuro de la ideología de Friedman, tan impopular que sólo pudo imponerse mediante la tortura y la represión. Continuación natural del anterior gran éxito de Naomi Klein “No logo”.

FICHA TECNICA

Título: LA DOCTRINA DEL SHOCK (2009 – UK)
Duración: 79 min
Director: Michael Winterbottom, Mat Whitecross
Guión: Michael Winterbottom, Mat Whitecross (Libro: Naomi Klein)
Fotografía: Ronald Plante
Reparto: Documental
Producción: Renegade Pictures, Revolution Films

Nominada a Mejor Película Europea de la 25 edición de los Premios Goya 2011.

ALGUNAS OPINIONES

  • “El resultado es lo que pretende, una pieza de propaganda tan efectiva como un martillo pilón. Brutal. (…) Fuera sutilezas.” – Luis Martínez: Diario El Mundo. 
  • “Nos pasea por la historia del mundo, con un montaje que hila fino, una música que acompaña sabiamente a las imágenes y un propósito preclaro: contarnos la otra versión (…) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)” – Andrea G. Bermejo: Cinemanía.
  • “Sus directores se han limitado a recoger imágenes y entrevistas de archivo (…) Pero que su último plano sea el público de una de las charlas aplaudiendo a Klein ya da una idea de la unidireccionalidad del proyecto” – Javier Ocaña: Diario El País.
  • “La sobredosis de información y la brevedad ansiosa de algunos de los montajes parecen eliminar los matices del pensamiento antiglobalización de Klein, pero también consiguen hacerlo más comprensible y seductor para el público” – Sergi Sánchez: Diario La Razón.

MIS IMPRESIONES

En 2012, en el espacio de La 2 dedicado a la emisión de documentales nacionales e internacionales, vi por primera vez este documental de “La doctrina del shock”, estrenado en febrero de 2009 en el Berlín International Film Festival, que rastrea los orígenes de las teorías radicales de Milton Friedman de la Universidad de Chicago y su puesta en práctica, durante los pasados cuarenta años, en países tan dispares como el Chile de Pinochet, la Rusia de Yeltsin, la Gran Bretaña de Thatcher y, más recientemente, en Afganistán e Irak.

Con guión de Michael Winterbottom (que también lo dirige) y de Mat Whitecross, y basado en el libro de Naomi Klein, “La doctrina del shock” pone al descubierto el lado más oscuro de la ideología de Friedman, tan impopular que sólo pudo imponerse mediante la tortura y la represión.

Winterbottom, que ha realizado sobre todo cintas de ficción: Código 46 (2003); 9 canciones (2004) o El demonio bajo mi piel (2010), también se ha dado a la tarea de llevar a la pantalla algunos temas de interés a través de varios documentales entre los que destacan: Camino a Guantánamo (2006) e In this world (2002), el primero de ellos realizado de la mano de Mat Whitecross.

La doctrina del shock es un tema que nos debería interesar a TODOS, dice Cristina Bringas en el Espectador Imaginario[1] y pese a que su validez es cuestionada por varios teóricos y líderes de opinión, provee de una perspectiva diferente y posible de lo que sucede en el mundo.

Una estructura muy sencilla y lineal, que expresa las ideas con una total claridad y va uniendo imágenes de archivo bajo la voz de Kieran O’Brien, quien nos explica los hechos históricos que los mandatarios han aprovechado o bien provocado para someter a sus pueblos a los regímenes políticos y económicos que les eran propicios. Entre estas imágenes, rescatadas de documentos televisivos o cinematográficos, se articula una conferencia de Klein que sirve como pinceladas a lo que se nos va indicando en off.

La doctrina del shockes un film sencillo y lineal y gracias a ello muy claro, y que tiene la capacidad de emocionar en algún momento y de encender en casi todos”[2].

Un complemento de apoyo, mas sencillo y de rápida síntesis del libro, que aborda con profundidad y diferentes aristas la compleja situación creada de la aplicación de esta doctrina en los países analizados.

Jorge A. Capote Abreu

Santander, 03 de enero de 2021

[1]http://www.elespectadorimaginario.com/pages/julioagosto-2011/criticas/la-doctrina-del-shock.php

[2]https://puntocritico.com/ausajpuntocritico/2020/10/03/la-doctrina-del-shock-documental/