No jugó como otras veces, pero ganó como casi siempre. El Sporting rectificó a tiempo una gris primera para imponerse a un Málaga que se puso por delante después de quedarse con diez por la expulsión de Escassi a los siete minutos. Atenazado por las prisas y lento en la circulación, el conjunto rojiblanco acabó encontrando el camino hacia la victoria en la segunda parte, con goles de Djuka y Gaspar. El triunfo, cargado de orgullo e insistencia, es el quinto en siete jornadas y devuelve el liderato al conjunto de Gallego.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico