Felipe Gonzalez fue la persona elegida por la CIA como representante de una izquierda burguesa moderada sobornable para seguir imponiendo sus políticas en España.

La CIA tuteló la Transición española, intervino en el golpe de Estado del 23-F, se aseguró de que la respuesta al referéndum sobre la OTAN fuera el más favorable a sus intereses…

La CIA, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, ha tenido un papel fundamental en innumerables acontecimientos políticos de la historia reciente de España.

Mediante la instalación de bases militares y la estricta supervisión del proceso de cambio democrático, ha construido una sólida plataforma de operaciones desde donde condicionar a su favor la política nacional. Desde la Segunda Guerra Mundial y hasta hoy.

Todo eso y mas se narra en el libro LA CIA EN ESPAÑA: Espionaje, intrigas y política al servicio de Washington (ATALAYA) de Alfredo Grimaldos 

En este libro ya clásico, ahora actualizado y ampliado, Alfredo Grimaldos arroja luz sobre las actuaciones de la CIA en España y desvela las conexiones de la agencia con altos cargos del poder político y militar del Estado.

Basándose en una extensa documentación, que reúne las confesiones de oficiales de los servicios de información españoles y de antiguos miembros de la CIA, teje un relato escalofriante que sigue estando de actualidad.

Y es que pese al altísimo riesgo y la cesión de soberanía que supone, los servicios de inteligencia norteamericanos continúan utilizando el territorio español como base de operaciones para transportar desde prisioneros hasta armamento nuclear.

Todo ello sin que los gobiernos de Gonzalez, Aznar, Zapatero o Rajoy hayan mostrado la más mínima voluntad de impedirlo.

Gonzalez mintió en su primer programa electoral para llegar al poder con la ayuda de la CIA e hizo creer a los españoles su oposición al ingreso en la OTAN cuando su intención, desde el principio, fue su integración.

Posteriormente vinieron  la creación de los GAL, grupos paramilitares para la chapucera lucha antiterrorista en España donde llegaron a secuestrar a personas por error, caso Segundo Marey en 1983, los mercenarios Mohand Talbi, Jean-Pierre Echalier y Pedro Sánchez, que habían sido contratados con fondos reservados del Ministerio del Interior de España, secuestraron a Segundo Marey en su domicilio de Hendaya, confundiéndole con el supuesto dirigente de ETA Mikel Lujua, el proceso por financiación ilegal del PSOE CASO FILESA, las comisiones del 92 en la EXPO de Sevilla y Olimpiadas de Barcelona…

La corrupción hizo caer a Gonzalez que rápidamente pasó a formar parte del consejo de administración de Gas Natural Fenosa. Felipe González -fichó en 2011 y se marchó en 2014 después de embolsarse 566.000 de la eléctrica.

Todo ello manteniendo su pensión vitalicia, emonumentos y privilegios como expresidente.