Una de las grandes sorpresas del pasado año fue, sin duda, Recuerdos de Perrito de mierda, opera prima de Marta Alonso Berná que mostraba los buenos mimbres de la autora. Un estilo diferente al habitual y un acercamiento a la historia ajeno a los referentes habituales de los lectores del medio, hacían que la obra se leyese con expectación y ansia de descubrir la página siguiente y con una sonrisa permanente en la cara. Conocemos un poco más a Marta a través de su biblioteca.

Pregunta- ¿Cuál fue el primer tebeo que recuerdas haber leído?

Mafalda

P.: ¿Y el primero que has comprado?

Empecé comprando la revista el Víbora y de ahí me pasé a los Freak Brothers.

P.: ¿Mantienes los tebeos que te enamoraron de pequeña?

No, Mafalda me lo prestaba mi tia. Pulgarcito, Esther, Mortadelo y Filemón se quedaron por el camino.

P.: ¿Cuál es tu Rosebud particular?

No es un tebeo, es el dibujo de Quino. Años después mi hermana me regaló Todo Quino, aún no me lo he acabado, no me gusta la idea de que se pueda terminar. Tengo que estar en condiciones determinadas para leerlo. Ninguna distracción, no tener sueño etc. y me lo raciono.

P.: ¿Cómo organizas tus bibliotecas? ¿Por colecciones, por autores, por formatos?

Agrupo las colecciones y la obra del mismo autor, no importa si es grapa o tomo, pero el tamaño de la estantería condiciona bastante.

P.: ¿Cómo compaginas los álbums europeos con las novelas gráficas o las grapas? ¿Las pones en las mismas estanterías? ¿Las estanterías se adaptan a los formatos de los tebeos o al revés?

Todos mezclado, adaptándose al espacio. Prefiero tener todos los cómics juntos por un lado. Las novelas, ensayos y manuales en librerías diferentes, separados por baldas, pero hay más cómic que otro tipo de libro y se van comiendo el espacio de estos últimos. Los libros de auto-ayuda van en la basura.

P.: ¿Compras grapas habitualmente? Si es así ¿cómo te las arreglas para guardarlas?

En la época de Brut Cómics y así, compraba grapas, me encantaba el ritual, llegaba la nómina me iba a Madrid Cómic y me pasaba allí un par de horas mínimo. Descubría nuevos autores y continuaba las series que había empezado y estaba deseando saber como continuaban. Los pongo igual que los otros, como suelen ser colecciones los localizo rápido, las nuevas grapas, de Caramba por ejemplo, en sobres.

P.: ¿Hay algún tebeo que te arrepientes de haber dejado y que no te han devuelto?

Hasta hace tres años apenas conocía a gente a quien le gustaran los cómics, a veces entre los compañeros de piso había algún comiquero, la regla era: te los lees en casa y nada de apoyarlos abiertos boca abajo para saber en que página te has quedado. A cambio suelo tener la casa sembrada de marcapáginas.

P.: ¿Regalas tebeos a los no lectores?

No, regalo libros. Ya digo que en mi círculo habitual no hay afición, me da vergüenza que piensen que regalo pensando en que luego me lo presten.

P.: ¿Cuál es, para ti, la joya de tu colección?

No soy muy coleccionista, soy demasiado nómada para darme ese lujo. Tiro muchísimo de biblioteca. Eso si, todos los que tengo menos alguna pifia, me molan.

P.: ¿Hay algún cómic que no te canses de releer?

David Boring de Daniel Clowes.

P.: ¿Hay alguno que hayas comprado varias veces?

En general no, porque no se me suele estropear ninguno. Me confundí una vez, con las series y me compré uno repetido.

P.: ¿Compras las nuevas ediciones si incluyen extras o nuevas recopilaciones para tener toda la colección en el mismo formato?

No.

P.: ¿Eres completista?

No mucho. Hombre me faltan algunas grapas de Brut Comics y me gustaría tenerlas pero… ya están las recopilaciones. Me han hablado de una web: Whakoom que es para catalogar tu biblioteca, cuando me ponga con eso intentaré conseguir lo que me falta.

P.: ¿Hay alguna serie o autor del que esperes con ansiedad su nuevo trabajo?

Para mi hay autores que han alcanzado un punto de honestidad al realizar su trabajo que me hace confiar en ellos plenamente. Burns, Clowes, Ware entre ellos. Aunque no los compre inmediatamente sé que los tendré tarde o temprano.

P.: ¿Cuántos tebeos tienes?

Unos 400, sin contar las grapas, son pocos, he leído muchos más, ya digo, soy usuaria empedernida de bibliotecas y tengo tendencias nómadas.

P.: ¿Catalogas los tebeos que tienes? ¿Tiene cada tebeo su lugar asignado o dónde entre lo metes?

Sé más o menos dónde están.

P.: Europeo, manga, americano, novela gráfica ¿Qué tipo de tebeo lees más asiduamente?

Underground americano, confesional no grimoso, europeo, novela gráfica, manga duro (definición que me dieron hace poco para los aficionados a Tezuka, Taniguchi y Mizuki) aunque ando enganchada a Cuaderno de muerte, pero no es una serie muy larga.

P.: ¿Cómo guardas los tebeos de Chris Ware?

Aún no tengo Building Stories, pero me lo van a regalar, hasta que no me enfrente al problema no intentaré resolverlo.

P.: ¿Cuál es el último tebeo que te ha sorprendido?

Bahía San Búho ha sido un buen puñetazo, te hace plantearte muchas cosas.

P.: ¿Qué haces cuando ya no tienes más sitio para guardarlos?

Hace poco reorganicé el espacio y entraron todos, he tenido que hacer alguna concesión como juntar cuentos con cómic, que me china un poco, pero ha sido el precio a pagar por no pisar Ikea.

P.: ¿Qué haces con un tebeo cuando no reúne las expectativas? ¿Lo cambias, vendes, donas o lo guardas para darle una segunda oportunidad en otro momento?

Lo meto en el lugar más inaccesible de la estantería, me molesta bastante verlo, odio equivocarme comprando cómics.

P.: ¿El tebeo digital desplazará al de papel en algún momento? Si consigues la versión digital de un tebeo ¿te deshaces de la edición impresa que ya tenías?

Lo siento por los árboles pero yo soy de papel, paso un kilo de la lectura digital. Valoro el libro como objeto, el mapa mental de lectura, tenerlo en la mano, pasar las páginas, no depender de centrales eléctricas para el acceso inmediato a la cultura: un banquito en el parque, sin preocuparme de cargadores o reflejos. Ocupa menos y pesa menos,encima para alguien que se ha mudado tanto, pero tengo las bibliotecas del planeta. También alimentarse de pasta multivitaminada en tubo ahorra tiempo y trabajo pero…, no es lo mismo que darse un banquete.

P.: ¿Dudas mucho a la hora de comprar un tebeo o te mueves por impulsos?

Para mi tenerlos en la mano y ojearlos es fundamental, con tiempo, sin presiones. Cuando me guío por impulsos y recomendaciones estandard la suelo pifiar.

P.: ¿Hay algún cómic que te llame pero no te acabes de decidir?

Si me llama pero no me decido es: o porque no lo he tenido en las manos para echarle un vistazo, o porque es muy caro y tengo que esperar.

P.: ¿Compras habitualmente cómics en inglés o francés?

Habitualmente no, pero los compro, he leído mucho a Crumb y a Shelton en inglés, al final pillas el slung, el problema es cuando te vas al otro extremo de la geografía, a Jefrey Brown no lo entiendo bien en su idioma. También francés, incluso alemán, porque veo difícil que los publiquen aquí.

P.: Si sale la edición en castellano ¿los vuelves a comprar?

No creo que lo haga, para mi hay mucho material que no conozco para ir repitiendo.

P.: ¿Algún tebeo inconfesable?

He caído en algún embrujo de las redes que me ha hecho comprarme algún cómic, que no odio exactamente, pero que sé que no volveré a abrir. Cuando encuentre al/la candidato/a para tenerlo lo regalaré.

P.: Después de tantos años como lectora ¿consigues mantener la ilusión al abrir un nuevo tebeo?

Si, la ilusión se mantiene como el primer día. Después de tantos años como consumidora, es casi en lo único en lo que mantengo la ilusión. Para mi el valor de muchas cosas se mide en tebeos.

P.: ¿Tapa dura o blanda?

Depende, eso lo pide el tebeo.

P.: ¿Brillo o mate?

Mate.

P.: ¿A que huelen los tebeos?

A mundo por descubrir.

Infame&Co

Publicado el Martes, 21 Abril 2015 23:11