La base del 061 de Castro Urdiales se abre sin negociar las condiciones de los trabajadores y sin dotaciones suficientes

 La nueva base del 061 estrenada ayer en Castro Urdiales se abre sin una negociación laboral previa y sin personal suficiente para dar el servicio que la zona necesita.

La puesta en marcha de esta nueva base se ha realizado de espaldas a los sindicatos y no se han podido negociar las condiciones laborales de los 10 profesionales que la componen “este gobierno está cogiendo por costumbre obviar a los sindicatos” declara Ana Samperio, secretaria general de SATSE Cantabria quien añade “nosotros siempre estamos abiertos a dialogar y negociar con este y con todos los consejeros de salud”.

La nueva base, cuenta además con una ambulancia de SVA (Soporte Vital Avanzado) pero no se la ha dotado de profesionales sanitarias, tan solo cuenta con un técnico y un conductor “no tiene ninguna lógica que se dote de una uvi móvil a la base y no haya ningún profesional contratado para poder dar un servicio de calidad a la población”.

Esta nueva base, sin bien es buen idea debido al aumento de población y a la presión asistencial que tienen los centros de salud de la zona oriental “está mal organizada y se ha hecho todo rápidamente y sin contar con los sindicatos” afirma Samperio, quien concluye “hay asuntos que requieren de una resolución rápida por parte del consejero y sin embargo no reciben tanta atención por su parte”.