No recuerdo que cuento infantil era aquel en el que se pedía a un personaje que enseñara la patita, es igual posiblemente el lector lo recuerde pero en esta ocasión es la APC la que enseña la patita.

Como es público y notorio, no estudié la carrera de Ciencias de la Información, mis ídolos radiofónicos juveniles tampoco lo hicieron. No lo había hecho Jose María Garcia ni Jesús Quintero y nada les impidió ser grandes comunicadores.

De hecho aconsejé a mi hija que tampoco lo hiciera pues el poder de la comunicación no se basa en un título universitario sino en una postura vital.

Hay muchísimos periodistas mediocres, con titulación, y muchos grandes comunicadores, sin titulación. Los periodistas mediocres suelen acabar asesorando a políticos o empresas pues en los medios no pasan de redactores de tercera y se ven arrinconados abrazándose a su titulito “su tesoro”

No voy a negar que el entrenamiento universitario facilita la actividad, pero considero mas interesante una buena preparación en filosofía, sociología o filología, que la que ofrecen los estudios de Ciencias de la Información en España.

Mi hija acabó la carrera con excelente puntuación, era una gran estudiante, pero jamás fue, ni se sintió, comunicadora y rápidamente eligió otra actividad vital que le satisface a plenitud… una carrera tirada a la alcantarilla, 4 o 5 años de estudios universitarios, no recuerdo, que poco le aportaron.

En estos momentos, en la Asociación de la Prensa de Cantabria, que nunca me aceptó como socio, aunque abrió las puertas a mi hija, existe una confrontación de intereses pues los que llegaron con aires de renovación solo buscaban crear un gueto periodístico de titulados que les permitiera manipular la APC, para convertirla en un casposo “colegio profesional” de titulados universitarios y expulsar a los no titulados, no importa que sean contrastados comunicadores.

Pues que quieren que les diga, me parece bien, que con su pan se lo coman, así el tesorero, y a la sazón alcalde de Lierganes, Sr. Rego podrá seguir, de una forma mas «profesional», sin problemas, manejando los dineros de la APC, según denuncian otros miembros, y controlando a los “periodistas”

Esta actitud inmoral de un político en activo, controlando la Asociación de la Prensa de Cantabria, con el beneplácito de la presidenta Gallardo, es propio de aquellos tiempos corporativistas de la dictadura y, claro está, se puede realizar de una forma mas opaca, dentro de un colegio profesional que de una asociación abierta.

Si el Sr. Rego, que, logicamente, ha utilizado su conocida imagen en la TV local para llegar a alcalde, tuviera un mínimo de decencia periodística y política, debería abandonar su cargo de tesorero en la APC, mientras tenga un cargo público, y toda la Junta Directiva tendría que reflexionar sobre el fracaso que la APC ha acumulado en los actos conmemorativos de su 100 aniversario, organizados con dinero público, tambien el mio, y el bochornoso fracaso de no ser capaz de haber sacado adelante el proyecto de una concesión de FM, 87.7 FM, obtenida bajo un pliego de condiciones «falso» que hablaba de la creación de una programación local que serviría de escuela a los jóvenes titulados.

La inutilidad manifiesta de la APC les llevó a alquilar la frecuencia a una cadena musical que realizaba la programación desde Madrid, luego a tenerla inactiva y posteriormente a volver a alquilarla, lo que habla a las claras de la inutilidad de los periodistas titulados. Posiblemente si la frecuencia la hubiera utilizado un buen comunicador la emisora estaria funcionando como escuela de periodistas aunque hubiera sido dirigida por un comunicador no titulado…

Me consta que las subvenciones a los colegios profesionales están reguladas por ley en cada CCAA y no son concedidas “graciosamente” por el gobierno de turno, para mantener contentos a los “periodistas”, por lo que estoy totalmente de acuerdo en que se cree ese gueto profesional que solo busca el oscurantismo que ampara a los viejos colegios profesionales, donde las cuentas se manejan al antojo de sus dirigentes sin mas control.

Por cierto ¿manejaran visas black?