Cuando se dió a conocer la noticia, el emérito ya no estaba en España, había huido hacia un país que no tiene convenio de extradición con España. A pesar de ello sus abogados comunicaron que el borbón huído en silencio se pondrá atenderá la justicia. Como si eso fuera algo especial.

En realidad para alguien que ha vivido al margen de la justicia, por ley, si es algo noticiable.

Según ABC, medio cercano a la Casa Real, el monarca se trasladó este mismo fin de semana a la localidad pontevedresa de Sanxenxo y desde ahí se desplazó a Oporto para tomar un avión y viajar al Caribe.

Otros medios sitúan al borbón en Portugal, donde pasó una parte de su adolescencia, en la localidad de Azeitao, a una treintena de kilómetros al sur de Lisboa.

Parece que es República Dominica, destino de las principales fortunas españolas y latinoamericanas, que utiliza habitualmente Felipe Gonzalez su compañero de correrías políticas y amorosas

En el suroeste de República Dominicana, a una hora y media de su capital, Santo Domingo, y bañada por las aguas turquesas del mar Caribe, se encuentra Casa de Campo, una urbanización de lujo situada en los alrededores de La Romana.

A pocos kilómetros del Parque Nacional Cotubanamá y a unas millas de la isla Saona, una de las más bellas de República Dominicana, los Fanjul construyeron hace 50 años el primer resort de la isla, dotado de tres campos de golf, un centro ecuestre con pistas de polo, un puerto deportivo privado, un club de tiro, varios hoteles y tres playas privadas de arena blanca.

El Rey emérito estaría arropado por Pepe Fanjuldescendiente del noreñense Manuel Rionda Polledo, que a finales del siglo XIX emigró a Cuba, donde inició un imperio vinculado a la caña de azúcar. La saga abandonó la isla con la Revolución y se instaló en Florida (Estados Unidos), desde donde continuaron su actividad con explotaciones en República Dominicana.

Tres mil hectáreas en la paradisíaca costa dominicana que cuenta con un puerto ubicado en la desembocadura del río Chavon, en cuyos altos se encuentra una de las atracciones turísticas de la zona: los Altos del Chavón, una réplica de un pueblecito mediterráneo del siglo XVI.

Según informa LARAZON la lista de ilustres vecinos de la urbanización de los Fanjul es enorme: Marc Anthony, Beyoncé, Justin Biever, Rihanna… Allí fue dónde se casó, ante 1.500 invitados, Luis Alfonso de Borbón con la venezolana Margarita Vargas, cuyos padres poseen una espectacular residencia en Punta Aguila, una zona de alto standing dentro del resort.

Juan Carlos podrá disfrutar de una villa con vistas al mar y playa privada, barcos en los que navegar a las islas cercanas, pero sobre todo, la compañía, el apoyo y consuelo de sus anfitriones, los Fanjul, una de las familias más ricas del continente americano. Su fortuna se remonta a sus antepasados españoles que hicieron negocio con la caña de azúcar en Cuba y que, tras emigrar a Miami, se convirtieron en los amos del sector azucarero en los Estados Unidos y poseen un impresionante patrimonio inmobiliario.

Además de su relación de amistad, que se alarga más de medio siglo, entre ambos hay lazos familiares, ya que la hermana de la abuela de este empresario del azúcar era Edelmira Sampedro, una cubana que se casó con el Príncipe Alfonso, hijo mayor de Alfonso XIII, abuelo de Don Juan Carlos. Asimismo, empresario y monarca han compartido estancias en Palma de Mallorca.

La amistad de Don Juan Carlos con Pepe Fanjul y su esposa, Emilia, se remonta a varias décadas atrás. Los Fanjul, asiduos de la corte mallorquina, eran huéspedes habituales de Cristina Macaya, otras de las amigas entrañables de Don Juan Carlos, en su casa Es Canya,

En la foto de la izquierda Macaya junto a Marta Gayá la amante mallorquina de Juan Carlos.

Segun informa ELTAMBOR.ES fue precisamente en la República Dominicana, en el mismo Hotel Casa de Campo de la urbanización La Romana, donde los servicios secretos le prepararon  su cita con la periodista estadounidense Deborah Anne Norville, aprovechando el homenaje internacional que se le ofreció al rey emérito, tras su abdicación en 2014, y al que asistió la flor y nata de la sociedad norteamericana conociendo íntimamente a su nuevo su amor… de 57 años.

Fanjul Corp. es propiedad de los cuatro hermanos Fanjul: Alfonso Junior “Alfy”, Pepe, Alexander y Andrés. Mientras Pepe apuesta por los republicanos norteamericanos, su hermano Alfonso lo hace por los demócratas, asi siempre tienen asegurada la influencia.

Los negocios de la familia Fanjul no han escapado de la controversia, señalaba la BBC el 29 de octubre de 2014 en un documentado informe. “En Estados Unidos han sido criticados por los generosos subsidios que reciben del Gobierno y en República Dominicana, grupos activistas, han denunciado las precarias condiciones de trabajo «esclavista» en los campos de azúcar, afirmaba la cadena pública británica.

Thor Halvorssen, presidente de The Human Rights Foundation, con sede en Nueva York, denuncia que los Fanjul consiguen evitar críticas gracias a su fortuna. “Pagan tanto dinero a políticos que casi nadie habla mal de ellos”, apuntaba.

De acuerdo con la información corporativa en internet, Fanjul Corp. es el mayor refinador de azúcar del mundo, con una producción de 7 millones de toneladas al año. Curiosamente Cuba entera tan solo proce 1 millón de toneladas Sus productos son vendidos bajo las marcas Domino y Florida Crystals, entre otras.

Inmensas fortunas

En este ambiente de inmensas fortunas transnacionales caracterizadas por los beneficios empresariales por encima de los derechos de los trabajadores se mueve el rey emérito Juan Carlos cuando viaja por el mundo, como es el caso del homenaje que le ofrecieron de la República de Santo Domingo.

Deborah Anne Norville guarda un enorme parecido con Corinna. Se trata de una imponente dama, de melena rubia que algunas personas que coincidieron en el complejo turístico de lujo con Juan Carlos la confundieron con ella.

Recordemos que en el ADN de los borbones, los lios de faldas y dineros, forman parte de la identidad genética  de la familia. El abuelo de Juan Carlos !, Alfonso XIII, que sólo tuvo una mujer oficial, Victoria Eugenia de Batenberg y 6 hijos oficiales (los infantes), la simultaneó con cuatro no oficiales: Melanie de Graufidy (un hijo), Carmen Ruiz Moragas (dos hijos), Juana Alfonsa Milán (un hijo) y Beatrice Noon (tres hijos).

Migración dominicana ha comunicado que no les consta la presencia de Juan Carlos I de Borbón y que la última vez que el exmonarca visitó el pais fue del 28 de febrero al 2 de marzo de este año según informa el diario ELPAIS de Uruguay

No sería de extrañar que durante la estancia en el Caribe Juan Carlos de Borbón realizara una visita a algunas de los magníficos y discretos resort de lujo que existen en algunos cayos de Cuba donde fue invitado en alguna ocasión por el desaparecido lider Fidel Castro.