Una astronauta estadounidense, Anne McClain, está siendo investigada por acceder a una cuenta bancaria de su expareja, la también militar Summer Worden, durante su estancia en la Estación Espacial Internacional en el que sería el primer delito perpetrado en el espacio.
Ir a la fuente
Author: