Dada la creciente importancia de contar con un buen nivel de idiomas, podemos encontrar clases de inglés para todas las edades: desde la guardería hasta la Universidad. Las escuelas cuentan con inglés para niños en todos los cursos, en un afán por mejorar las habilidades lingüísticas de los estudiantes. Pero… ¿Son realmente efectivas, o mejor dicho, suficientes estas clases? ¿Cuándo deberías plantearte unas clases particulares? ¡Te aconsejamos!

¿Son suficientes las clases de inglés del colegio?

Si preguntamos a cualquier joven que se encuentre a punto de saltar al mercado laboral, su respuesta va a ser muy clara: NO, no son suficientes. El inglés no ha gozado siempre de la importancia que merece y que se le da ahora, y fueron muchos los padres que pensaron que el inglés para niños enseñado en el colegio era bastante. Pero la realidad es que no era, ni sigue siendo así.

Por un lado, en el colegio, como no podría ser de otra forma, solo encontramos clases grupales. Este tipo de clases cuentan con algunos beneficios, como poder aprender o interactuar con otros compañeros, pero lo cierto es que cuenta con importantes desventajas.

  • El profesor no puede prestar toda su atención a tu hijo, pues tiene muchos otros alumnos a los que también debe atender.
  • La programación es estática y única para todos los alumnos, pero cada niño es único y no todos pueden aprender a la misma velocidad. Contando solo con el inglés para niños del colegio, es posible que nunca lleguen a cubrirse sus carencias y las arrastre durante los cursos siguientes.
  • No se practica la conversación. O al menos, no lo suficiente. La conversación es una parte fundamental en el aprendizaje de un idioma y lo que realmente determinará nuestro buen dominio del mismo en el futuro.
  • No todos los niños participan. Hay niños más tímidos a los que le preocupa lo que sus compañeros piensen de ellos, y que lo pasan realmente mal a la hora de participar.
  • Se utilizan metodologías tradicionales. Numerosos estudios han demostrado que existen métodos mucho más eficaces que el que se ha venido siguiendo hasta ahora, pero que son imposibles de aplicar en la enseñanza tradicional.

Inglés para niños – ¿Cuándo buscar clases extra?

Aunque siempre se han entendido las clases particulares como un método meramente de refuerzo para niños que no iban del todo bien en el colegio, lo cierto es que las clases de inglés para niños están hoy completamente normalizadas. Y es que puesto que, en la mayoría de casos, el inglés para niños del colegio no es suficiente, las clases extraescolares de inglés se presentan como la solución para alcanzar la excelencia en el idioma.

Si notas que tu hijo necesita una ayuda extra en determinadas áreas, quizá unas clases de inglés para niños en su versión individual sean la mejor opción para vosotros.

En algunas escuelas online, como por ejemplo Novakid, los profesores diseñan un programa individual y personalizado en función de las necesidades del estudiante.

Con las clases individuales, el profesor podrá poner toda su atención en tu hijo y sus necesidades, y ayudarlo a sortear estos puntos de mejora cuanto antes.

Y si por el contrario tu hijo cuenta con grandes habilidades lingüísticas, las clases extraescolares de inglés siguen siendo una genial idea.

Podrán mejorar aspectos concretos como la conversación, reforzar los conocimientos adquiridos y continuar aprendiendo vocabulario, gramática y expresiones más allá de las que aprenden en el colegio.

Los niños tienen una capacidad para aprender mucho mayor que la que tenemos los adultos.

Sus cabecitas son esponjas y hay que saber proporcionarle los estímulos correctos para que nunca quieran dejar de aprender. Cuanto antes empiecen a sentar las bases, más rápido y eficiente será su progreso futuro.