Álvarez: “La incapacidad del Gobierno en contener  la deuda la pagaremos los cántabros con una subida de impuestos”

El portavoz de Cs en el Parlamento de Cantabria, Félix Álvarez, sostiene que,  haya o no gobierno en España, el aumento del déficit paralizará las inversiones  y se materializará en nuevos recortes

“Independientemente de si hay o no gobierno en España el aumento de la deuda en Cantabria va a provocar la paralización de inversiones y recortes indeseables, pero es lo que ocurre cuando eres incapaz de controlar el gasto”. Así lo ha manifestado el portavoz de Ciudadanos (Cs), en el Parlamento de Cantabria, Félix Álvarez, tras el repunte del déficit en 132,8 millones de euros en julio en la Comunidad.

“El festival del gasto se descontrola, más deuda, más empleo público, más desajustes presupuestario, lo que derivará en recortes y en más impuestos que tendremos que sufrir todos los cántabros, sobre todo, la clase media trabajadora, los autónomos y las pymes”, critica.

 Según Álvarez, “cuando los datos económicos parecen positivos, es cosa del buen hacer del Gobierno de Cantabria; cuando son malos, el presidente Revilla asegura que la culpa es del conflicto entre EEUU y China, el Brexit, el bloqueo en el gobierno de la Nación y del cambio climático…”

Para Cs resulta  dramático comprobar como la deuda de Cantabria aumenta en un escenario de crecimiento económico: “¿Qué pasará cuándo, como señalan todos los indicadores, la economía se desacelere o, incluso, entremos en otra recesión? El futuro de nuestra región es gris tirando a negro”, lamenta.

“Supongo que el presidente Revilla no culpará de este incremento de deuda a la herencia recibida, o sí, no hay que descartarlo”, indica Álvarez.

Para la formación naranja es un despropósito que,  en lo que llevamos de año,  la tercera partida en la que más se gasta el Ejecutivo sea en amortizar la deuda, más de 330 millones de euros. “Y esta barbaridad es responsabilidad tanto del PRC y del PSOE como de los anteriores gobiernos del PP”, subraya el portavoz de Cs. En este sentido, señala que, “no dejar de resultar paradójico que ante este panorama,  el Gobierno haya aumentado el número de consejerías y los cargos de confianza. Se han repartido el chiringuito entre el PRC y el PSOE y han colocado a buen número de acólitos. Una cosa es predicar y otra dar trigo”.

En su opinión, “es imposible reducir la deuda si no se optimizan los recursos humanos y económicos, y en eso el PSOE, que es quien dirige desde hace años nuestra economía, es un desastre”.  “Voy a hacer un spoiler: en los próximos presupuestos nos ahogarán a más impuestos, o bien subiéndolos directamente, o bien eliminando exenciones”, concluye.