Identidad y cultura. Fuentes-Pila propone un Plan de Conservación de la Memoria Colectiva

El candidato regionalista a la Alcaldía defiende la necesidad de que “identidad y cultura vayan de la mano” para evitar la “despersonalización” de la ciudad

El candidato regionalista a la Alcaldía de Santander, José María Fuentes-Pila, ha propuesto un ‘Plan de Conservación de la Memoria Colectiva’ para “rescatar, restaurar y poner en valor” el patrimonio de la ciudad dentro del conjunto de medidas que plantea su formación con un objetivo claro: que “cultura e identidad vayan de la mano” y evitar así la “despersonalización” que, a su juicio, se está produciendo en la ciudad.

El regionalista ha hecho estas propuestas hoy en una comparecencia ante los medios celebrada en la bolera de la calle General Dávila, en la que ha estado acompañado por miembros de su candidatura.

Fuentes-Pila defiende que Santander ha de potenciar su marca como “ciudad del mar” y “capital del paleolítico”, entre otras actuaciones, porque la cultura debe ser un “relato colectivo” que debe “ahondar” en la pertenencia de Santander a Cantabria y también “generar la identidad de Santander como capital”.

Para el regionalista, su propuesta en materia de cultura e identidad huye del “escaparatismo” que, a juicio, prevalece hoy en la gestión santanderina, donde se ha apostado más por “cascarones que por contenidos”. “Creo que la cultura requiere de contenidos, requiere de proyectos, requiere de la voz de los artistas y de los creadores”, ha resumido.

Así, sostiene que “se ha ido perdiendo la historia colectiva, de los barrios, de las calles y de las personas” de Santander. “Ha habido una despersonalización y una falta de identidad de la ciudad a través de lo que podríamos llamar un escaparatismo cultural, que ha querido sustituir la realidad de las calles y santanderinos”, ha subrayado al respecto.

Las propuestas

Entre las medidas anunciadas hoy, Fuentes-Pila considera “imprescindible” la creación de un fondo económico de conservación del patrimonio, tanto material como inmaterial. Además, se ha comprometido a potenciar el eje entre Varadero y San Martín, con, entre otras actuaciones, un centro cultural  de ocio y tiempo libre en Varadero y dotaciones culturales en San Martín que pongan de manifiesto la relación de Santander con el mar.

Además, ha abogado por hacer del Palacio de Riva-Herrera un “laboratorio real” en el que agentes culturales y creativos presenten proyectos para luego convertirlas en expresiones, así como por la creación de un “semillero de empresas culturales y creativas” y por la defensa del patrimonio lingüístico santanderino. Incrementar la dotación de la red de bibliotecas y la convocatoria de becas de especialización son otras de las medidas propuestas.