EUROPA PRESS

  • El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, ha explicado que las aspiraciones que guiarán su plan de trabajo a lo largo de esta legislatura tendrá como «grandes mensajes» el afán por la regeneración política e institucional y la transparencia; la consolidación y estabilización del empleo público y el apoyo económico y de cooperación con las entidades locales de Castilla y León.

Comparecencia de Ángel Ibáñez ante la comisión de la Presidencia.

Así lo ha indicado el consejero, que ha abierto la ronda de comparecencias para explicar su programa de Gobierno una vez finalizado un mes de agosto «de intensa actividad y trabajo» en el que se han aprobado expedientes por un volumen de más de 143 millones destinados a acciones de todas las consejerías.

Ibáñez, que ha destacado que esta X legislatura debe ser un periodo de «acuerdos, de pactos y debates, pero siempre bajo la premisa del respeto», ha avanzado, como «prioridades» en materia de regeneración política e institucional y transparencia la supresión de la figura del aforado, la ampliación de la limitación de mandatos, la reforma del Código Ético y de Austeridad y una mayor transparencia en el reparto económico destinado a los medios de comunicación.

Propósitos, todos ellos, ligados a los acuerdos de gobierno alcanzados al inicio de la legislatura, como es el caso de la supresión de los aforamientos, que se manifestará con la reforma del Estatuto de Autonomía.

«Demostremos que esta es la legislatura del diálogo que nos han exigido las personas de Castilla y León. Seamos maduros para acordar lo que nos une, y no busquemos coartadas de ningún tipo para avanzar», ha solicitado a los procuradores antes de avanzar que, antes de que finalice el año, se presentará un Proyecto de Ley de Reforma del Estatuto de los Altos Cargos de la Administración de la Comunidad de Castilla y León, así como una modificación del Código Ético y de Austeridad de los Altos Cargos y de sus entes adscritos.

Asimismo, ha asegurado que, «de forma inmediata», se comenzará a trabajar en un nuevo sistema de reparto de los planes de medios y publicidad institucional y en el futuro concurso público que lo regirá.

EMPLEO PÚBLICO

Ibáñez también ha manifestado su «total» compromiso con la estabilización del empleo público y que, con tal premisa, la Consejería ya ha dado «un paso al frente» al garantizar la reducción de la temporalidad, un porcentaje que tiene intención de reducir «considerablemente», para lo que agotará las tasas de reposición.

En este sentido, ha avanzado que este año se culminará la ejecución de los procesos selectivos pendientes que corresponden a las ofertas de los años 2017 y 2018 y que se harán de manera conjunta y, además, se convocarán todas las plazas correspondientes a estabilización.

«No vamos a dejar pasar la oportunidad de ir recuperando y dotando al servicio público del personal necesario para cumplir con los objetivos de la Junta, que son los de todos los castellanoleoneses», ha incidido.

El consejero también ha expresado su «firme intención» de recuperar la jornada de 35 horas, una reivindicación de los empleados de la Comunidad «desde hace años», si bien ha pedido ser «prudentes, conscientes y analizar la repercusión económica que puede suponer su aplicación», aspectos en los que la Consejería ya trabaja.

Para garantizar esa estabilización y consolidación del empleo público, Ibáñez también ha destacado su «voluntad» de revisar el Catálogo de Puestos Tipo o el desarrollo de la evaluación del desempeño e implantación de la Carrera Profesional, para lo que ha anunciado que la Consejería trabaja en la implantación del sistema y en generar la infraestructura de trabajo y análisis para poder desarrollarlo reglamentariamente a partir del próximo mes de octubre.

ADMINISTRACIÓN LOCAL

El consejero ha anunciado también el compromiso de la Consejería con el mundo local, y especialmente con el mundo rural, se verá reforzado en esta legislatura, para lo que se dará un fuerte impulso a la Conferencia de titulares de Alcaldías y Presidencias de Diputación, con la misión de constituir un nuevo marco estable de cooperación política e interadministrativa y aprovechar sinergias que beneficien al conjunto de la Comunidad.

En este sentido, Ibáñez ha anunciado que, en las próximas semanas, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, tiene previsto convocar este órgano para proceder al primer encuentro de la legislatura. La previsión es que el foro esté operativo en el primer semestre del año 2020, por lo que la consejería dotará a la Conferencia de un Reglamento de organización y funcionamiento interno que facilite su actividad.

La Consejería seguirá apoyando a las entidades locales en su petición de mejora de la financiación local del Estado y en la mejora de la financiación a través de la participación en los tributos de la Comunidad Autónoma (PICAS). En ambos sentidos, Ibáñez ha hecho hincapié en la necesaria mejora de la financiación autonómica por parte del Gobierno de la Nación, una insistencia que no dejará de lado el consejero de la Presidencia en su apuesta decidida por avanzar en las condiciones de la prestación de los servicios públicos en Castilla y León.

Ibáñez, además, se comprometió a destinar a las corporaciones locales en el periodo 2019-2023, al menos, 250 millones de euros de fondos por la participación de las Entidades Locales en los impuestos propios de la Comunidad, mejorando especialmente la financiación de los municipios de menor tamaño.

OTRAS MEDIDAS

El consejero ha anunciado que durante esta legislatura también se trabajará para completar el listado de Protocolos Generales de colaboración con las comunidades vecinas intentando culminar el único que falta, el de Cantabria, para lo cual ya ha iniciado contactos con el Gobierno de Cantabria. Ibáñez ha desvelado que próximamente se reunirá con su Consejera de la Presidencia, Paula Fernández, para poder avanzar en un protocolo general que será de gran utilidad a los ciudadanos del norte de las provincias de Burgos y Palencia.

Por otro lado, ha avanzado que, con motivo del 27 de junio declarado por el Congreso de los Diputados Día de las Víctimas del Terrorismo, la Consejería tiene la intención de institucionalizar anualmente un acto de reconocimiento a las víctimas.

Además, la Consejería de la Presidencia, en consonancia con el carácter reformista del Gobierno, apostará por una gestión pública alineada con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados por la ONU en 2015. Una agenda que, según ha indicado el consejero, pretende «sentar las bases para transitar a modelos de desarrollo incluyentes y sostenibles, con el objetivo de alcanzar un modelo más equitativo que contribuya a reducir las desigualdades a través de un desarrollo sostenible económico, social y medioambiental».Ley de Juego de Castilla y León

Por último, en su competencia en materia de Juego, elaborará y remitirá a las Cortes un renovado proyecto de Ley de Juego de Castilla y León, de acuerdo con los cambios tecnológicos y sociales de los últimos años. Este nuevo marco regulatorio aportará una mayor seguridad jurídica a las empresas que actúan en el sector y, sobre todo, a consumidores y usuarios. La regulación estará guiada por principios que eviten efectos no deseados socialmente, con especial atención y protección hacia aquellas personas que puedan resultar más vulnerables.

Ir a la fuente
Author: EUROPA PRESS