Historia de la marca SEAT

España, a lo largo de su historia, ha sido un conocido referente en muchas áreas de la cultura, turismo y recreación. Pero cuando el tema es la industria automotriz, SEAT se posiciona como la marca más influyente del país ibérico, al ser la única productora de coches de origen nacional.

Pero, sin duda, hay muchas más cosas que cualquier apasionado de los coches debe saber sobre esta compañía, sus orígenes y productos. En esta nota explicaremos con mucho más detalle no solo su importancia, sino todo lo que es necesario saber para obtener un buen funcionamiento.

¿Cuáles son los orígenes?

La conformación de Seat como productor automotriz se remonta a un decreto del Instituto Nacional de Industria (INI), para crear automóviles de FIAT bajo licencia. El nombre de la empresa es a la vez el acrónimo de Sociedad Española de Automóviles de Turismo.

Para dar una idea de por qué es tan importante, basta con decir que gracias a esta empresa, España pudo “automovilizarse”, creando un antes y después.

Durante los primeros años FIAT actuó como socio tecnológico, e incluso es posible ver la influencia de la reconocida marca italiana en el primer modelo de producción de la compañía, el SEAT 1400, de 1950. Siete años más tarde llegaría el SEAT 600, su segundo diseño más popular.

La sociedad entre ambas marcas se mantendría hasta finales de los años setenta, cuando se disolvería el acuerdo que las unía tecnológicamente. Y es así como en el año 1983 Volkswagen adquiere más del 40? las acciones. Esta alianza se mantiene hasta el día de hoy, y comprende también la filial Cupra, que se comercializa como marca independiente. Pero esto sería solo el principio.

Características de los modelos

Por lo general se trata de coches pensados para ser cómodos, duraderos y con gran resistencia a las grandes distancias. Es posible notar diferencias entre los primeros modelos, producidos conjuntamente con FIAT y los que han salido al mercado desde los ochenta, con Volkswagen como casa matriz.

Esta característica hace que buscar repuestos de esta marca en específico no sea un proceso tan aparatoso. Solo basta con ingresar a cualquier página especializada, como por ejemplo, el distribuidor online en repuestoscoches24.es o en cualquier otro agente autorizado.

El cambio más notable ha tenido lugar en la carrocería, con una evolución progresiva de líneas rectas, con forma más cuadrada, hasta una forma más estilizada, aerodinámica y compacta, propia de la producción germana. A todas luces fue una alianza interesante y bastante provechosa. El aliado teutón garantizó la durabilidad de los repuestos, así como la calidad de todas las piezas.

La línea de producción se segmenta en tres partes diferentes. La primera, para ciudadanos, otra para compactos y otra de utilitarios. Su diferencia principal es el número de puertas en cada uno, aunque la capacidad y tamaño pueden variar, dependiendo si se trata de un modelo familiar o no.

Cómo mantener un coche SEAT en perfecto estado

Lo primero que debe hacerse para que cualquier coche SEAT se mantenga en buen funcionamiento es una revisión. Esta debe incluir algunas partes elementales, como el sistema de frenos, neumáticos, sistema eléctrico, bujías y motor. Esto se soluciona con una revisión, ya sea anual o semestral, con un mecánico de confianza.

En el caso de las bujías, siempre es bueno recordar que cada motor requiere las que van con su modelo, ya que de otra manera el rendimiento puede verse afectado, e incluso existe el riesgo de dañar el sistema por completo.

En segundo lugar, también es importante cuidar la carrocería, así como estar atento a cualquier abolladura. En el caso de que se busque cambiar el color del coche se sugiere que estos cambios también los haga un profesional, ya que suelen utilizarse disolventes y químicos agresivos para remover las capas de pintura. Así es, incluso los usuarios “manitas”, deben resistir la tentación de hacer los arreglos ellos mismos.

Por último, es importante estar atento a la vida útil de la batería, ya que de ella depende el funcionamiento del sistema eléctrico y por supuesto, el buen arranque del motor. El resto habla por sí solo. Más que un simple automóvil, SEAT representa la durabilidad a través del tiempo. Un coche para toda la vida.