Guillermo Blanco, Consejero de Ganadería del Gobierno de Cantabria, al frente de todo el sector primario de Cantabria, planta cara a las decisiones del Gobierno Sánchez, respetando «por imperativo legal» el chantaje del Gobierno de Madrid