Buruaga anuncia un Plan de Empleo para la mujer frente a un Gobierno retrogrado para el mercado laboral femenino. La presidenta del PP defiende el derecho y la libertad de la mujer para celebrar el 8 de marzo como quiera

El PP celebra el Día de la Mujer con un acto homenaje a las mujeres del partido pioneras en romper techos de cristal

La presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, ha advertido hoy de que la coalición de socialistas y regionalistas ha sido “retrograda” para el mercado laboral femenino y ha anunciado que su programa de Gobierno incluirá un Plan de Empleo específico para la mujer y un ambicioso Plan Integral de Conciliación.

Buruaga ha presidido este mediodía un acto con motivo del Día de la Mujer, en el que han intervenido mujeres del PP de Cantabria pioneras en romper techos de cristal:  Sofía Juaristi, primera consejera de un Gobierno de Cantabria; María Luisa Peón, primera directora general de la Mujer de la comunidad autónoma; María Teresa Fernández, primera diputada en la Asamblea de Cantabria; Belén Ceballos, alcaldesa de Los Tojos, y Gema Igual, alcaldesa de Santander.

Durante su intervención en el acto, conducido por la responsable de Igualdad del partido, Tamara González, la presidenta ha adelantado alguna de las medidas del “potente” programa en materia de igualdad y promoción de la mujer del Partido Popular, que tendrá como ejes estratégicos la conciliación laboral, familiar y la cultura de la corresponsabilidad y la igualdad de oportunidades en el acceso, permanencia y promoción en el empleo, junto a la erradicación de los múltiples tipos de violencia que se ejercen sobre la mujer.

La presidenta del PP ha advertido de que esta legislatura ha sido un desastre para las mujeres trabajadores de Cantabria, porque con el Gobierno PRC-PSOE las mujeres tienen menos empleo, sufren más precariedad, se desaniman y abandonan la población activa.

“Este ha sido un gobierno retrógrado para el mercado laboral femenino”, ha subrayado Buruaga, quien ha explicado que, desde febrero de 2015, el paro registrado masculino se ha reducido en 6.000 personas y el femenino en solo 2.700, lo que supone que mientras hace cuatro años había una mujer parada por cada hombre parado, ahora hay cinco desempleadas por cada cuatro hombres.

La dirigente popular ha defendido que el empleo es la mejor herramienta para el desarrollo de un país y para fomentar la igualdad y ha afirmado que no se puede tolerar ni permitir que en pleno siglo XXI persistan barreras para el acceso, promoción y permanencia en el empleo de la mujer, y que mujeres formadas y de competencia contrastada perciban diferentes retribuciones que los hombres por trabajos de igual valor.

Y ha recordado que Cantabria es la tercera comunidad autónoma con mayor brecha salarial de género y las mujeres tienen que trabajar 101 días más al año para equiparar su  sueldo al de los hombres. El 90% de las personas que cuidan a los dependientes son mujeres, mientras solo se les reserva el 30% de los puestos directivos.

De ahí que la primera medida será un Plan de Empleo Femenino destinado a promover la inserción laboral efectiva de las mujeres en el mercado laboral, con medidas de orientación y formación para favorecer la empleabilidad y el autoempleo.

Además, ha anunciado la puesta en marcha de un ambicioso Plan Integral de conciliación con nuevas infraestructuras, recursos y servicios para el cuidado de menores y personas dependiente vinculados a las políticas de familia, educativas o de servicios sociales. Este plan permitirá ayudar a las empresas a aplicar planes de igualdad y adoptar medidas dirigidas a la reorganización de los usos del tiempo y la racionalización de horarios.

La presidenta y candidata a la Presidencia de Cantabria ha apostado también por apoyar a la familia y favorecer la protección de las madres, porque el retroceso demográfico empieza a crear ya un cuello de botella en el desarrollo económico de Cantabria.

La presidenta defiende que cada mujer celebre el 8 de marzo como quiera

Buruaga ha dicho que el Día de la Mujer tiene que ser un motivo de unidad, no de división, de manipulación ni de demagogia y ha defendido el derecho y la libertad de cada mujer para celebrarlo como quiera, con una huelga, en una manifestación o trabajando, “porque no se trata de hacer ver que las mujeres podemos parar el mundo, sino de demostrar que lo hacen funcionar.

“Yo me quedo con lo ocurrido hace un año en Cantabria y en toda España. Me quedo con esa ola, con esa sacudida que llevó a miles de mujeres de toda ideología, de todo perfil, de toda edad, a recorrer juntas un camino sin retorno, que nos hizo protagonistas, más visibles y más fuertes, que cambió la conciencia colectiva”, ha dicho.

La presidenta ha hecho hincapié en que el PP es un partido prácticamente de la igualdad, de convicciones, no de etiquetas, de hechos y no de palabras, y un partido alejado de las supremacías ideológicas, porque “no hay mayor desigualdad que afirmar que unas mujeres defienden mejor la igualdad que otras, simplemente, por formar parte de uno u otro partido”.

Y ha defendido que hay que huir de los discursos frentistas y excluyentes de la izquierda y no imitar a los que usan la igualdad como un arma partidista, sino sumar a la gente que usa todas las armas para luchar contra la desigualdad.