El ataque fue ordenado por el presidente Joe Biden. Causó la muerte de al menos cinco personas, entre ellas un niño, y varios heridos.

El Consejo Ministerial de Seguridad Nacional de Irak expresó este lunes su enérgica condena al bombardeo por aviones de guerra de Estados Unidos (EE.UU.) contra un puesto fronterizo de ese país en la frontera con Siria.

LEA TAMBIÉN: 

EE.UU. ratifica a Irak salida de tropas extranjeras

Tras una reunión de emergencia, presidida por el primer ministro, Mustafá al Kazemi, el Consejo expresó en un comunicado su «enérgica condena» al incidente, que “representa una violación flagrante de la soberanía iraquí”.

Calificó como “ataque” el raid aéreo lanzado por órdenes expresas del presidente Joe Biden, y destacó que está estudiando todas las opciones legales para responder al gesto agresivo de EE.UU. y evitar su repetición.

Por otra parte, rechazó que se quiera emplear el territorio y el espacio aéreo de Irak “para atacar a sus vecinos”, en momentos en que ese país de Oriente Medio promueve el diálogo para consolidar la seguridad y estabilidad nacional y regional.

El bombardeo tuvo lugar a las 01H00 hora local (23H00 GMT) y provocó la muerte de al menos cinco personas, entre ellas un niño de nueve años, y heridas a otras seis.

Un comunicado del portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, John Kirby, confirmó el ataque de los Cazas F-16 con bandera estadounidense, los cuales dispararon contra dos instalaciones en Siria y una en Irak.

El funcionario argumentó que los objetivos eran emplazamientos utilizados por milicias apoyadas por Irán, a las cuales EE.UU. responsabiliza de ataques con drones contra tropas y bases suyas en Irak.

Sin embargo, el Gobierno iraquí precisó que era un puesto fronterizo y medios de prensa divulgaron que, en el caso de Siria, los aviones lanzaron misiles en un área residencial en el municipio de Al Bukamal, en la gobernación de Deir Ezzor.

Es la segunda vez que Biden ordena ataques contra lo que denomina milicias respaldadas por Irán, pues en febrero pasado lo hizo contra un objetivo en Siria. En aquel momento la Casa Blanca alegó que era en respuesta a un ataque con cohetes en Irak.

La agresión de este lunes también fue condenada por el Gobierno de Irán. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Saeed Khatibzadeh, dijo en una conferencia de prensa que EE.UU. “todavía continúa por el camino equivocado en la región” de Oriente Medio.

El funcionario agregó que el actual Ejecutivo sigue adelante con “las sanciones y las políticas de la Administración anterior”, como demuestran las “acciones que llevan a cabo en la región”, dijo.