Las autoridades gibraltareñas se han declarado incapacitadas para cumplir la orden de incautación dictada por Estados Unidos contra el petrolero iraní ‘Grace 1’, ahora mismo retenido en las aguas del Peñón, por estar sometidas a las leyes de la Unión Europea.
Ir a la fuente
Author: