Los líderes de los dos partidos más votados en las elecciones parlamentarias en Israel, Benjamin Netanyahu y Benjamin Gantz, han apostado por tomar la responsabilidad de formar un nuevo Gobierno, a pesar de que los resultados oficiales –no definitivos– presentan un panorama en el que harían frente a dificultades para ensamblar una coalición mayoritaria en la Knesset.
Ir a la fuente
Author: