IU alerta del retroceso del 3,1% en gasto por alumno en centros públicos cántabros, frente al aumento del 1,8% en las transferencias a la privada

Izquierda Unida de Cantabria ha alertado del flujo creciente de dinero público hacia la educación privada a la par que se retrocede en los fondos que se destinan a la escuela pública en la comunidad.

En un comunicado, la coordinadora autonómica de IU, Leticia Martínez, ha destacado que en el período 2011-2016, según datos del propio Ministerio de Educación, “el gasto medio por alumno en enseñanzas no universitarias ha descendido un 3,1% en Cantabria”.

Para el mismo período, el porcentaje de las transferencias a la educación privada sobre el gasto público, incluyendo conciertos y subvenciones, ha aumentado del 13,5% al 15,3%.

“Esta escalada lleva desde el 2007, en el que el porcentaje era del 13% y, en el 2017, con un gasto público en educación en Cantabria de 571.478€, se situaba en el 15,5%”, ha incidido.

“El color del gobierno autonómico, fuera PP o PRC-PSOE, no ha hecho cambiar un ápice esta realidad”, ha opinado Martínez. “El tripartito –PP, PRC, PSOE– de Cantabria tiene diferencias en el ámbito educativo, pero, desgraciadamente, también una línea común de trasvase de fondos públicos a entidades privadas que se da en la Educación o en otras áreas como la sanidad, la dependencia o la gestión del agua y la energía”.

Con todo, Cantabria es hoy la séptima comunidad que más dinero público deriva a la educación privada, un hecho que para la coalición de izquierdas implica.

El 94,8% de los centros privados están en los entornos medios y más favorables

Desde IU también han llamado la atención del lugar en el que se concentran mayoritariamente los centros públicos y privados.

En este sentido, la líder de IU ha afirmado que “mientras la pública se hace cargo de los entornos menos favorables y con condiciones socio-económicas más difíciles, es la privada la que apenas acoge alumnado con menores ingresos o situaciones familiares más comprometidas”.

Según los datos, casi el 95% de la educación privada se lleva a cabo en entornos medios (42,4%) y más favorables (52,4%) de Cantabria, frente al 5,2% que está en espacios menos favorables.

Por el contrario, “los centros públicos acaparan el grosso de las dificultades socioeconómicas de las familias trabajadoras de Cantabria, siendo el 92,4% el porcentaje que suman los entornos medios y menos favorables”, ha afirmado.

“Esta situación no es nueva, es conocida por toda la comunidad educativa, y los datos son contundentes y definitorios de cómo se está deteriorando la educación pública, la que brinda igualdad de oportunidades, frente al mejor trato que el tripartito cántabro brinda a la privada”, ha sentenciado.